Tag Archives: viajes

Conversaciones multiculturales

10 Ene

Enlazando con artículos anteriores e insistiendo sobre la importancia de dominar la gestión multicultural quiero aportar ciertas reflexiones sobre el tema.

Si el mundo fuera una población de 1000 habitantes: 564 serían asiáticos, 210 europeos, 86 africanos, 80 sudamericanos y 60 norteamericanos (para añadir cierta conciencia social y moral, la mitad de ellos tendrían serios problemas alimenticios y unos 700, estarían en el segmento educacional de “iletrados”).

Actualmente, en un mundo donde las empresas se internacionalizan y se ha perdido el interés de averiguar el origen de la compañía, el dominio de la información cultural y el saber por ejemplo las nacionalidades de las personas que trabajan con nosotros agregarán de forma positiva o negativa valor en los resultados empresariales. Cómo muestra de lo descrito y para empezar a ilustrarnos sobre el tema, el ejemplo concreto del lenguaje: un enunciado puede ser “implícito” donde las palabras contienen otros significados que no son expresados o “explícito” se incluye un diálogo que claramente transmite el sentido exacto consiguiendo una comunicación verbal directa. Para mejorar nuestra comprensión de cara a futuras reuniones globales (según mis investigaciones y la experiencia en negociación internacional) el ranking de nacionalidades con un lenguaje explícito y por tanto, donde no hace falta que nos rompamos la cabeza pensando que “dicen algo con segundas intenciones” integraría en primer lugar a escandinavos, luego, alemanes, americanos, franceses e ingleses. En un punto intermedio: griegos, rusos, coreanos o árabes. En el lado opuesto “exprimiendo” nuestra inteligencia emocional por tener el lenguaje más implícito del mundo se incluyen los indonesios, los chinos y los latinoamericanos. El primer lugar del ranking de los “no evidentes”… ¡los japoneses!

¡Suerte en vuestras conversaciones y negociaciones!

Próxima estación:Toulouse

25 Sep

La cooperación  en la actualidad  de  los trenes de alta velocidad  une más que nunca  España y Francia permitiendo entre  otras  a los viajeros tener una extraordinaria facilidad para nuevas escapadas transfronterizas.

Hoy por hoy, los trenes internacionales  Renfe-SNCF conectan directamente   21 ciudades, con  frecuencias  que llegan hasta siete recorridos diarios en la  temporada de verano. Para los que nos gusta huir fuera de nuestra ciudad  Perpiñán, Carcasona, Narbona, Béziers, Marsella y un largo etcétera formaran parte  en los próximos meses, de los sitios nuevos a incluir en nuestra  agenda  de escapadas,  unos  destinos perfectos para  conocer incluso en un sencillo fin de semana.

Nombre de archivo :_ROP0166.JPG Tamaño de archivo :3.3 MB (3429178 Bytes) Fecha de entrega :2007/02/22 18:14:41 Tamaño de imagen :4288 x 2848 Resolución :300 x 300 ppp Número de bits :canal de 8 bits Atributo Protección :Desactivado Atributo Ocultar :Desactivado ID de la cámara :N/A Cámara :NIKON D2X Modo Calidad :N/A Modo Medición :Ponderada central Modo Exposición :Prioridad de abertura Speed light :No Distancia focal :105 mm Velocidad del disparador :1/80segundo Abertura :F11.0 Compensación de exposición :+1.0 EV Balance del blanco fijo :N/A Objetivo :N/A Modo de sincronización del flash :N/A Diferencia de exposición :N/A Programa flexible :N/A Sensibilidad :N/A Nitidez :N/A Tipo de imagen :COLOR Modo de Color :N/A Ajuste de tonos :N/A Control de saturación :N/A Compensación de tono :N/A Latitud (GPS) :N/A Longitud (GPS) :N/A Altitud (GPS) :N/A

De hecho,  en el 2015 más de  dos millones de viajeros pudieron disfrutar de esta puesta en marcha de la alta velocidad  internacional.

A mi modo de ver, dentro del listado de las nuevas “opciones de desconexión”, una de las  localidades de obligada visita es Toulouse  que, por un precio menor a los 40 euros  y con una duración de tres horas y cuarto,  la convierten en una parada ideal de fin de semana apta para todos los bolsillos.

Esta metrópoli del sur de Francia llamada popularmente la ciudad rosa, por ser el ladrillo el protagonista  principal   de la antigua construcción  posee uno de los  patrimonios arquitectónicos más ricos de la zona.  Toulouse es igualmente, la capital de la nueva gran región del Sudoeste de Francia que reúne las comarcas de Languedoc-Rosellón y Midi-Pirineos.

20160915_103538    Toulouse es amena, cómoda de ver, asequible y además,  capaz de recoger una oferta que incluye  hasta  100 visitas inéditas  relacionadas con su historia, los monumentos  y  el patrimonio.  Ya es un entretenimiento  alojarse en el barrio del Marengo o caminar observando las  hermosas fachadas de los edificios de numerosas  calles como  Croix-Baragnon, Tolosane  u Ozenne,  mientras uno  intenta descubrir cómo  un  niño si  es capaz de entender el occitano redactado en las placas indicadoras del nombre de las calles.

20160915_095137

Entrar en  la Capilla de la Virgen del Convento de los Jacobinos  recién restaurada y abierta al público por  primera vez  o, estar en el muelle  de  Tounis resultan cortas y maravillosas rutas  originadas a  partir de la estación central de trenes de Matabiau.  Recorridos donde  descubriremos entre otros, la columna  recuerdo de la batalla de Toulouse de 1814, un antiguo observatorio, los jardines con cúpulas o la mansión Giscard con sus extrañas formas de terracota.

Aunque podríamos continuar con los paseos de  obra arquitectónica y ver: la Cathedrale Saint-Etienne cuya originalidad  le viene de la yuxtaposición del gótico meridional con el del norte, la iglesia de Notre-Dame de la Dalbade que a pesar de su construcción  tardía  nos llama la atención  por su aspecto gótico meridional o la iglesia  Ancienne église Saint-Pierre-des-Cuisines, edificio  del siglo IV situado al exterior de la ciudad por ser una basílica funeraria, darnos una vuelta  con otro tipo de  oferta es una gran idea: curiosear por  los grandes almacenes, sus  mercados o  los museos.

Si lo que nos apetece es relajarnos sin demasiado ajetreo de visitas y descansar en la ciudad  existen numerosos parques y jardines. Quizás el  paisaje con el río Garona que nace en los Pirineos y cruza Toulouse antes de desembocar  en el Océano Atlántico  o, los numerosos  canales que atraviesan la ciudad como el  Canal du Midi o el canal de Brienne  ( inscritos en el Patrimonio  mundial de la Unesco) resulten ser la pausa ideal que muestren la autenticidad del paisaje del sudoeste francés, incluso los más inquietos  pueden navegar con  un típico “bateaux toulousains” o ir en una  bicicleta alquilada por las orillas. En definitiva,  el mejor paseo para contemplar sus aguas.

20160915_121013

Las atracciones de la ciudad no se concentran  únicamente en el centro, los amantes del futuro espacial tienen una cita en  la ciudad del espacio, un recinto  de exposiciones interactivas  donde se puede llegar a  experimentar que siente un astronauta mientras está entrenando.

No obstante, los primeros pasos que marcaron el inicio de la gran aventura espacial evocando a Clément Ader y su máquina voladora, recordando la aventura de la Aeropostale o el despegue del A380  pertenecen   al museo de la Aeroscopia, cuya visita revive  la historia de la aeronáutica  además de sentirte afortunado por poder  entrar personalmente  en la colección  de aviones expuestos como el Concorde,  el Caravelle o un  A300B.  Cerca de este museo los  aficionados a la aviación  pueden continuar instruyéndose en  Let’s visit Airbus donde se proponen visitas  para  conocer  el centro de montaje del AirbusA380 o  acceder a un circuito en autocar por las instalaciones.

20160915_16495120160915_145732

La cultura culinaria también está presente  en Toulouse entre otros, en el mercado  de productores locales en la plaza de Salin los sábados y los martes por la mañana o yendo al  Mercado Victor Hugo, lugar perfecto  de revelación de  las especialidades del Sudoeste. Un deleite para el paladar y  para  elogiar  como un gourmet, esos nuevos sabores que podemos descubrir  como:  los dulces  de flores de violeta, un cassoulet, el foie gras, el confit de pato,  la salchicha de Toulouse, les fromages des Pyrenées,  descubrir el Armagnac  o beber  los vinos del suroeste  tipo Gaillac, Fronton, Madiran o Cahors y eso, tanto en el propio mercado como  en las tabernas,  las vinotecas o en cualquier restaurante como el Chez  Monsieur  Georges o la Cantine  du bistroquet.

20160915_10481920160915_110932Por la noche, la vida se activa gracias al ambiente estudiantil de la ciudad donde siempre se ven transeúntes  paseando a todas horas en busca quizás de los numerosos  bares y discotecas o simplemente, para  observar mientras uno va hacia casa, las muestras de iluminación  de los  varios edificios emblemáticos. Así es como  “la nuit” se convierte en otro paseo para disfrutar del ambiente.

 

 

Para más info www.toulouse-tourisme.com

http://www.renfe-sncf.com

Dinamarca: el dilema del paraguas

28 Ago

El abrazo es una muestra de amor o saludo, realizado al rodear con los brazos. Si solo analizamos este gesto  desde una perspectiva puramente física hablaríamos de los beneficios de activar el cerebro liberando oxitocina, serotonina y dopamina trasladándonos automáticamente a una sedación maravillosa. Dicen que un abrazo diario eleva nuestra autoestima y  ayuda a nuestro sistema inmunológico.

Pero fuera de esta pura definición física me gusta pensar que un abrazo sincero y con entrega forma parte de compartir unas energías que llegan a comunicar incluso más que las propias  palabras y miradas, es llegar a sintonizar con lo espiritual…

En Dinamarca, el saludo tradicional es mediante abrazos ¿puede este simple gesto ayudar a crear un sociedad equilibrada en lo físico y emocional  recompensándote con alegría, buen humor y liberándote de la soledad? Por lo que he podido apreciar en mi viaje por esas tierras la respuesta es afirmativa.

Cerca de Roskilde hay un espeso bosque: Boserup Skov, en fin de semana a primera hora y si el tiempo lo permite los daneses lo aprovechan para hacer ejercicio al aire libre. Un lugar mágico  donde necesitas una visión periférica de 360 grados para no perderte todos los estímulos visuales que acontecen. Con la mirada hacia arriba: por la concentración de verde ante el  abarrotamiento de las hojas de los arboles  que nos regalan un “techo” natural solo agujereado por la luz solar que intenta colarse; al  lado derecho la visión es una amplia concentración de madera, al lado izquierdo unos “lagos de cristal laminado” crean el efecto del infinito: más luz natural, más ampliación del espacio y mas calidez por la madera. Miro hacia abajo… empieza la distracción: cientos de babosas coloreadas se arrastran por  los senderos, mi  juego consiste en fijarme de no pisarlas.  Estando en este lugar,  entiendo más que nunca al escritor danés Hans Christian Andersen y su cuento del “Patito Feo”  ¿Qué  puede ser feo ante esta ofrenda de belleza natural?

Si conseguir en este viaje abrazos y estar entre bosques encantados no fuera suficiente, mi siguiente sorpresa  estaba en el pueblo. Al anochecer, las casas empiezan a verse  iluminadas gracias a los amplios ventanales cuyas únicas cortinas son la exposición de orquídeas colocadas estratégicamente en las vidrieras. Paseando se  aprecia perfectamente  las vidas particulares de cada una de las familias. Aunque los seres humanos  nos consideramos curiosos ¿puede este deseo  verse reducido por el hecho de estar todos en igualdad de condiciones?  ¡Y que sencillo y maravilloso resulta pensar  que no hay nada que ocultar, no hay nada más allá…lo que vemos y como vivimos es  lo que somos!

Se podría verificar  la actitud danesa  con la conocida catedral de Roskilde donde  tienen sepultura la mayoría de los reyes y reinas de Dinamarca. El edificio aun siendo de estilo gótico  se  adapta a los gustos de los distintos tiempos y  monarcas  mediante ampliaciones de  capillas que quedan estéticamente, perfectamente integradas.  Es ese  respeto hacia lo individual  que en el fondo manifiesta un bien común y una harmonía global.

La única hostilidad en Dinamarca parece ser una climatología  caprichosa, cambiante en minutos donde uno nunca sabe que ponerse…yo lo denominaría: ¡el dilema del paraguas!

Ya en el aeropuerto me despido y fundo en un abrazo con Carsten olvidándome por un instante de donde estoy o que hora es,  las dimensiones de espacio y  de tiempo simplemente no existen…

Volviendo a la realidad,  a solas  paso el arco de seguridad y suena  la alarma.  Me piden subirme a la tarima y un hombre  me chequea todo el cuerpo toqueteándomelo en busca de respuestas ante el sonido de la máquina. Es la primera vez  en los cientos de aeropuertos que he estado que  un hombre me inspecciona corporalmente, otra apreciación se me confirma, en Dinamarca no se trata de hombres o mujeres se trata de personas…

En el avión Vueling  algo después de despegar  el saludo informativo del comandante:

“Buenos  noches, les habla el comandante Gutiérrez, el tiempo aproximado de vuelo será de 90 minutos. Volaremos a 10.000 pies de altura con una velocidad punta de 780 kilómetros por hora. Les deseamos un buen vuelo y les informamos también que en los partidos de fútbol de la liga española el Barça ha ganado ante el Osasuna 2 a 1 y que el Real Madrid ha perdido ante el Getafe”  

¡Se rompió el silencio en el avión! La gente empezó a aplaudir, cantar, reír, gritar y celebrar efusivamente con las manos y la cabeza las victorias. En ese preciso momento,  me di más que nunca cuenta que regresaba  a España.

Gracias Carsten

Consejos sanitarios y viajes

30 May

Andar con los pies descalzos puede resultar muy cómodo, pero también corres el riesgo de contraer enfermedades en áreas subtropicales, como la que provocan algunas lombrices que se introducen en las plantas de los pies.
Cuando prepares el botiquín, guarda siempre la caja y el prospecto de los medicamentos. Controlarás su caducidad y dispondrás de toda la información sobre su uso. Además, cuando visites países en los que las restricciones sobre drogas sean mayores, lo podrás utilizar como justificante en las aduanas.

Djem El Fna

13 Sep

¡Se escuchó silencio, en una plaza declarada por la Unesco patrimonio oral de la humanidad!

Acompañé en una escapada  de cuatro días a un grupo de mujeres a Marrakech. Desafortunadamente, el tiempo no nos acompañó,  aun y tratándose de un país cuya  temperatura ronda siempre los treinta grados y tristemente marcado por su pleno proceso de desertización resulta que esos días fueron ¡los de mayor pluviosidad desde 1958, sin que, ni tan siquiera los propios locales salieran de su asombro!

 Sí, realmente fue un incomodidad pero debo decir también ¡una gran suerte!   Visitar una ciudad de una manera tan atípica bien se podría considerar un privilegio, pasear por los bazares sin esa masificación de turistas que paran a cada tienda para curiosear la mercancía es un placer.  Aunque los zocos  disponen de toldos, éstos están preparados para simplemente dar  sombra  a las intensas  horas de sol de todo el día  y no a un aguacero  que con fuerza duchaba todas las bandejas plateadas de exposición, resultando ser una buena táctica para averiguar fácilmente si se trataba de mala calidad por la oxidación rápida del material. Las callejuelas enfangadas no dejaban acelerar a los motoristas. Si  el terreno hubiera estado seco seguro no  dudarían en saltarse las señales y adelantar a los peatones sin un mínimo de consideración.

En la Plaza Djem el Fna, las nubes nos regalaron  unos minutos de descanso  aprovechando esos instantes para disfrutar de los eulos ambulantes:  de los encantadores de serpientes , los adivinadores del futuro , los dentistas callejeros y de unos artesanos  vendedores de mercancías curiosas como el  aceite de Argan cuya hidratación promete milagros de juventud eterna o unas especies cuya olor ambientaban de forma natural una plaza cuyo encanto reside en parte, en  la formación de una humareda  procedente de las comidas  de los tenderetes.

El descanso para cotillear tranquilamente esas extravagancias duró poco, de repente, grandes gotas chocaban con fuerza encima de los puestos y los apresurados comerciantes  corrían a proteger sus más valiosas mercancías. Las serpientes se  metían solas en las cestas y los monos no paraban de chillar como intentando avisar a los dueños de lo que se avecinaba.

Djem el Fna se convirtió por unos instantes en una improvisada  Arca de Noé donde animales variopintos intentaban protegerse  en algún lugar seco, lugar  que cada vez parecía una misión imposible. ¡Se escuchó  silencio, en una plaza declarada  por la Unesco patrimonio oral de la humanidad !

La gran tormenta nos permitió ver las dos caras de la explanada. Valoramos  aun más si cabe que  la importancia de ese recinto no estaba  precisamente   en sus edificios o en sus fachadas, sino en sus gentes y su vida social. Unos lugareños que por primera  vez y  desde 1958, no disfrutaron de sus artes escénicas callejeras.

 

 

Ser hombre, ser mujer y las cosas del querer

3 Sep

Durante una semana observad los periódicos y las noticias que insertan. Comparad las crónicas que se dan en la sección de sociedad, política o deportes cuando se habla de hombres y mujeres por separado. Veréis que no sé trata de igual forma. Siempre hay dos colectivos: el “nosotros” como grupo humano que hace la información (formado por todos, aunque el discurso sea preponderantemente masculino) y el “ellas” como objeto y no sujeto de la información. El hombre actúa, “él hace” mientras que la mujer  “es”.   Mientras el hombre está separado en la noticia de forma individual con nombre y apellidos, la mujer aparece como género colectivo y no como individuo.

 En los titulares de natación: “David Meca culmina el triple cruce del Estrecho”, en otro: “La reina de las sirenas” y más abajo, en la entradilla: Gemma Mengual (claro, su nombre tenía que aparecer en algún lugar, digo yo). La mujer se agrupa en “un todo” donde no  paramos de hablar de “reinas”, “princesas”, “ellas” o “las mujeres”. Ejemplos que he vivido en primera persona: “Ellas  viajan solas”; Otro caso: “La Primera mujer ministra en un Parlamento iraní” cuando en cambio, sí decimos: “Habló el ministro de defensa iraní Ahmad Vahidi”… ¿Por qué no nos ponen con nombre y apellido comentando la acción determinada clara y dejamos de ser un conjunto de mujeres indiferenciadas? ¿Por qué nos suena bien en la noticia, eso de poner el nombre de pila a “Michelle” para referirnos a la Sra. Obama (y no entro ahora,  en temas de patriarcado), “Hillary” o “Carla”  y nos resulta impensable, leer sólo “Barack”, ”Bill” o “Nicholas”?

Con este estilo de redacción ¿no caemos en la trampa de seguir representando a la mujer como el hecho excepcional? ¿No es un recurso fullero ser anónima y solo identificada dentro de un colectivo o hablar de “Primeras mujeres” si ya,  hay pioneras en todas los ámbitos? ¿Porque en el caso de los hombres no existe una responsabilidad común y en cambio nosotras, todas somos una?

¿No es cansino  el discurso de la mujer en su forma pasiva y  como “objeto” y  no es hora ya, que se nos trate y juzgue por lo que hacemos y no por lo que somos?  ¿Cuándo vamos a estar legitimadas en la esfera pública y mantendremos todos, nuestras respectivas conciencias?  Evolucionemos un poco más por favor y dejemos al menos, estos recursos lingüísticos.  

Pero quiero ir  más allá… ¡¿Qué nos pasa  hoy en día?!

 A nivel relaciones, mis amigos solteros majísimos quieren encontrar pareja, mis amigas solteras, también y ¡no se encuentran los unos a los otros!  U otros casos: personas que (con todo el respeto e incluso  aceptando sin complejos las nuevas modas del “poliamor”) viven el resto de sus vidas comentando eso de que “no quieren compromiso”  y disfrutan de su tiempo de ocio con más de una “amiga-amante” y, esas amigas aceptando esas poligamias cuando de hecho a veces quizás, no les apetezca tanto ese trato.

Las mujeres, para llegar a los altos cargos de dirección parece que  debamos pasar por el tubo de la masculinización para integrarnos ¡Grave error!  Nunca hay que perder lo mejor que tenemos de uno mismo, nuestra esencia. Mi feminidad puede hacerme lograr  lo que quiera y lo que hay que empezar a cuestionar es el sistema patriarcal en el que vivimos y nuestro régimen social, político, económico y cultural. En definitiva, para los cambios lo más importante pasa precisamente, por no dejar de ser uno mismo, si es el caso, de ser mujer.

¿Y los hombres? ¡Podéis llorar, si queréis! ¡Expresad vuestras emociones!  Muchachos, nosotras tenemos “síndrome premenstrual” pero vosotros el “síndrome del hombre irritable” (dónde las depresiones leves no son quizás como las femeninas manifestándose con tristeza pero sí, con irritabilidad -para más datos os recomiendo las investigaciones de Jed Diamond-). Nosotras tenemos la menopausia pero por si lo desconocéis, también existe una andropausia debido a  la reducción de testosterona. Reconozcamos  nuestros géneros y asumamos ¡que es magnífico como nos complementamos los unos a los otros formando un “todo” completo!

El antropólogo David D. Gilmore descubrió en sus viajes y estudios;  al igual que comprendí yo  cuando me documentaba para mi tercer libro (“Atlas Mundial del orgasmo. Manual internacional del amor, del sexo y del cortejo”) que la mayoría de los hombres en casi todas las culturas del mundo tienen  una relación de amor-odio hacia las mujeres. La  causa: la filiación inconsciente que tienen con ellas respecto a factores vitales como  el apareamiento, la procreación, la crianza de unos hijos, la adhesión  emocional con la madre,…  Esa simbiosis infantil sentimental que choca con  “el sentido de la masculinidad” hasta ahora muy  relacionada con rasgos de autosuficiencia, independencia o poder.    

En el transcurso de mi vida siempre  me he preguntado ¿Cómo debía ser mi pareja y ese hombre ideal? Siempre me han encantado las listas, así que escribía…  “Él está enamorado, es cariñoso, romántico, humilde, con sentido del humor, con fortaleza espiritual, higiénico (lo consideraba obvio hasta que un día lo tuve que integrar en la lista de cualidades deseadas ¡por topar con demasiados individuos alérgicos al agua de la ducha!). Prosigo: trabajador, activo, curioso, fiel (“lo máximo posible” -soy realista y distingo perfectamente, entre lo que es el amor y el sexo-), edad compatible con la mía, honrado,…     

¡Qué equivocada estaba! Hoy, que me acerco a los 40  sé exactamente lo que es SER MUJER. Ahora que me he instruido lo suficiente y  sobrellevado años de introspección, he desaprendido al menos, su concepto estereotipado y  sé perfectamente que su definición  no pasa por llevar una talla 38 con unas medidas 90-60-90. Sé, que tener arrugas no es una enfermedad sino un regalo de experiencia. Sé, que trabajar y querer tener familia y cuidar a unos hijos no es ponernos la capa de “Súper-mujer” y sacrificar nuestra esfera personal y de ocio  trabajando 20 horas al día, sin saber delegar. Sé, que podemos estar en la esfera pública  y destacar en cualquier ámbito profesional, sin tener que masculinizarnos y acabar rebotadas con los machos, sacrificando la propia esencia, sensibilidad y emotividad ¡que es lo mejor que tenemos de nosotras mismas!

Ahora sé, que mi lista de requisitos para encontrar a mi “hombre ideal”  de hecho, sólo se reducía a una simple pero a la vez complicadísima premisa de  identidad: ¡Quiero un hombre que sepa profundamente lo que significa SER HOMBRE!  Sólo con que se cuestionen su identidad y empiecen a averiguarlo, ya gozarán de mi simpatía. Y seré absolutamente comprensiva, yo he tardado muchísimos años, en saber solamente, lo que significaba ser mujer.

Sandra Canudas

Consultora de viajes y especialista en turismo de género.  www.consultoriaviajes.com

Autora de “Manual de una vuelta al mundo”, “Manual para viajeras” , “Atlas mundial del orgasmo” y “El instinto sexual y la tª de la selección natural como técnica para lograr el éxito empresarial”

Las montañas son para las mujeres

22 Jun

Nueva forma de turismo en Japón “Las montañas son para las mujeres”.
En el 2010 una noticia en el “Malaysian Journal of society and space” hablaba del fenómeno en Japón de las excursiones femeninas en la naturaleza: un tipo de turismo de montaña cuyo destinatario son las mujeres de entre 50 y 70 años, principalmente las llamadas Sengyo Shufu o lo que es lo mismo: las amas de casa dedicadas al hogar a tiempo completo y cuyos maridos están muchas horas fuera trabajando. Estos tours empezaron a surgir en la época de expansión de la economía japonesa y suelen utilizarlo las mujeres con un poder adquisitivo alto, con pocos hijos, de nivel educativo bueno y que habitan en las grandes ciudades. Son escapadas de dos a cuatro días organizados para grupos de féminas que se dedican a escalar y a utilizar los baños termales para relajarse y reponer fuerzas. Aunque las estadísticas muestran que el tiempo libre de las parejas japonesas suele compartirse, la afición de la escalada en el país nipón se practica mucho más en mujeres. Un buen negocio si se tiene en cuenta que la esperanza de vida de las japonesas es alta y tienen un estado de salud bueno a edades avanzadas.
Una vez más se demuestra como el turismo tiene una relación directa con los estudios sociales además de la cohesión entre: el género, el turismo y la cultura-tradición. Efectivamente el tema de las escaladas entre otras razones surge porque existen unas montañas e infraestructuras para poder realizar estos tours, porque se “vive” una religión llamada Shugendo relacionada con el budismo y sintoísmo donde se practican antiguos peregrinajes en las colinas y otra reflexión: los cambios en las prohibiciones. En el pasado y según creencias a las mujeres no se les permitía subir las montañas sagradas a partir de una cierta altitud, los cambios y el levantamiento de esta restricción ayudan a entender la oportunidad y la utilización de este producto turístico. Un ocio que ya venden más de 80 tour operadores y donde el 75% de sus clientes son mujeres de más de 50 años; grupos de unas 20 personas inexpertas en la técnica de la escalada que aman las montañas y aprovechan la coyuntura .
Este nuevo tipo de turismo ha cuajado en parte por la tradición cultural japonesa del peregrinaje a los templos, pero también demostrando una vez más (como consultora de negocios en turismo y género) que… ¡los aspectos como la edad, el género o la clase social pueden consolidar un producto de turismo que funcione!

A %d blogueros les gusta esto: