Tag Archives: turismo y mujer

Conversaciones multiculturales

10 Ene

Enlazando con artículos anteriores e insistiendo sobre la importancia de dominar la gestión multicultural quiero aportar ciertas reflexiones sobre el tema.

Si el mundo fuera una población de 1000 habitantes: 564 serían asiáticos, 210 europeos, 86 africanos, 80 sudamericanos y 60 norteamericanos (para añadir cierta conciencia social y moral, la mitad de ellos tendrían serios problemas alimenticios y unos 700, estarían en el segmento educacional de “iletrados”).

Actualmente, en un mundo donde las empresas se internacionalizan y se ha perdido el interés de averiguar el origen de la compañía, el dominio de la información cultural y el saber por ejemplo las nacionalidades de las personas que trabajan con nosotros agregarán de forma positiva o negativa valor en los resultados empresariales. Cómo muestra de lo descrito y para empezar a ilustrarnos sobre el tema, el ejemplo concreto del lenguaje: un enunciado puede ser “implícito” donde las palabras contienen otros significados que no son expresados o “explícito” se incluye un diálogo que claramente transmite el sentido exacto consiguiendo una comunicación verbal directa. Para mejorar nuestra comprensión de cara a futuras reuniones globales (según mis investigaciones y la experiencia en negociación internacional) el ranking de nacionalidades con un lenguaje explícito y por tanto, donde no hace falta que nos rompamos la cabeza pensando que “dicen algo con segundas intenciones” integraría en primer lugar a escandinavos, luego, alemanes, americanos, franceses e ingleses. En un punto intermedio: griegos, rusos, coreanos o árabes. En el lado opuesto “exprimiendo” nuestra inteligencia emocional por tener el lenguaje más implícito del mundo se incluyen los indonesios, los chinos y los latinoamericanos. El primer lugar del ranking de los “no evidentes”… ¡los japoneses!

¡Suerte en vuestras conversaciones y negociaciones!

Robots contra milennials ¿Nos van a atender “Terminators”?

15 Mar

Yo preocupada por los temas de género sobretodo en el sector turístico y resulta que la futura fuerza de trabajo  serán robots:

¿Las empresas turísticas preferirán contratar robots o jóvenes de las generaciones Milennial (1981-1997) o Z (nacidos por el 1998)?

Aunque a algunos les pueda parecer ciencia-ficción, este tema ya se ha debatido con especial interés durante la Feria ITB Berlín, donde se analizan las tendencias más relevantes que afectarán a la industria turística en los próximos años.

Robots trabajando como recepcionistas en un hotel, llevando maletas, limpiando habitaciones, preparando “recetas perfectas” en la cocina… Son ya posibilidades que se plantean abiertamente en la industria.Turismo y robots

Algunos hoteles ya han incorporado robots que interactúan los clientes, pero en la mayoría de los casos se ha tratado de meras atracciones turísticas, más pensadas para entretener a los huéspedes… Hasta ahora.

En la ITB, por ejemplo, ha causado sensación Mario, el pequeño robot que “trabaja” en el hotel Ghent Marriott, en Bélgica, dando la bienvenida a los huéspedes.

Según apunta Roland Schewecke, director de la empresa consultora Dicon, “Mario puede saludar y hacer cosas divertidas como bailar…Pero los robots combinan tres cosas: automatización, inteligencia artificial y Big Data. Así que esta tendencia va a ir a mucho más y estará relacionada con la calidad del servicio, la rentabilidad, los costes, los precios…. Y esto también va a cambiar las expectativas de los clientes”.

Además, indicó este experto, “muchos trabajos en el sector turístico serán sustituidos por la automatización, por lo que el impacto en el empleo está claro”.

En este nuevo entorno van a desarrollar sus carreras profesionales en la industria turística los jóvenes que nacieron entre los años 1981 y 1997 (Millennials) y los nacidos a partir de 1998 (la Generación Z).

Los Millennials pasarán a ser a partir de 2020 la fuerza laboral más numerosa. Pero no son unos jóvenes cualquiera. Son “nativos digitales, la primera generación socializada en internet”, dice Andreas Reiter, futurólogo que ha participado como ponente en la ITB.

El 44% de ellos ve su actual puesto de trabajo como un puesto transitorio -donde se está formando- y prevé cambiar de empresa en los próximos dos años, añadió este experto.

Si el cometido de los robots se centrará en procesos automatizados, los Millennials y la Generación Z tendrán que demostrar su valía en tres áreas críticas: capacidad para resolver problemas complejos, pensamiento crítico y creatividad, según apuntó el futurólogo.

¿Los trabajadores del sector turístico, los que aún tienen una larga carrera laboral por delante, tienen motivos para preocuparse en el futuro? Dependerá de la actitud de cada uno, según indica Roland Schewecke.

“Lo importante es la formación. Necesitarán talento y la mejor educación para mantenerte en el mercado. Sentarse detrás de un mostrador para decir ‘hola’ y ‘aquí tiene la llave de su habitación’ no será suficiente… Para la persona humana”, advirtió este experto.

Fuente: hosteltur

Género y medicina del viajero

12 May

Cuando viajamos uno de los aspectos informativos que prestamos menos atención es el relacionado con la salud. Nos interesa poco como nos encontramos o las contraindicaciones de los lugares a donde vamos a no ser que, realmente hayan unas exigencias sanitarias evidentes. (Reuters Health. Nueva York 2010).

Nuestra actitud en los periodos de desocupación está basada en la asunción del derecho al descanso para recuperar nuestro bienestar mental y físico medio olvidado el resto del año por nuestros respectivos trabajos. Consecuentemente, nuestras prácticas habituales cambian, no solo rompiendo con la monotonía sino también con nuestras experiencias: una mayor tendencia al consumo de alcohol, realizando prácticas amorosas de más riesgo o muy al contrario, dando más importancia a temas de salud con una mayor preocupación por el medio ambiente o nuestra condición física.

Según estudios respecto a la medicina del viajero (Clinical Infectious disease.15 marzo 2010) los hombres y las mujeres enfermamos de distinta manera cuando viajamos. Ambos sexos suelen padecer problemas de salud sobre todo al inicio del viaje debido a la adaptación rápida que tiene que hacer el cuerpo ante cambios bruscos como el clima, la gastronomía o los horarios. Pero las mujeres en los viajes tienden a padecer más problemas de estómago, en especial enfermedades leves de diarreas, de colon irritable o algunos dolores abdominales, sufren más resfriados y tienen más infecciones urinarias.Mapa violencia machista en el mundo

En cambio, los hombres se encaminan a complicaciones de salud derivadas de la fiebre entre otras razones por algunos contagios relacionados con los insectos (como mosquitos o pulgas). Aunque las estadísticas lo corroboran se desconocen algunos de los motivos diferenciadores: en el caso de la mayor propensión febril de los hombres pudiera deberse a la sudoración, ya que por lo general, los hombres al ser más propensos atraerían a los mosquitos por “borrar” más fácilmente el repelente de su piel. También los hombres en los casos de lugares de gran altitud recaen en mayor medida a los problemas de mal de altura.

Tener esta información enfocada en la “categoría de sexo” perfeccionará nuestros botiquines de empresa, optimizaría nuestros servicios de enfermería y todo lo que esté relacionado con los temas de prevención. Aportaría una mayor especialización en aspectos relacionados con los seguros de viaje y los gastos probables que puedan surgir.

Orientación estratégica hacia la clienta en turismo

4 Mar

La mujer tiene más del 80% del poder de compra y de la toma de decisión independientemente que el consumo del producto o del servicio sea para ella misma o para los/las demás. La mitad de su convencimiento en la elección de lo que consuma se basará en razones emocionales. En el sector turístico, las vacaciones familiares las organizan las mujeres y elegir el destino y el alojamiento es aproximadamente en el 67% de los casos tarea de ellas.

Aspectos socio-demográficos como el género pueden consolidar un producto de turismo ¿Porqué no incluir entonces reclamos que interesen a ambos? ¿Porqué no aplicar una orientación estratégica hacia la clienta en servicios vacacionales?

Aquascene1

¿Son útiles las preferencias hacia lo femenino o hacia lo masculino que todos tenemos para explicar algunos comportamientos de los/las consumidores/as? Los estudios deducen que las actividades de recreo y los productos relacionados con la identidad de género no son determinantes para descubrir “talantes” de consumo siendo en cambio, la fisiología una premisa mucho más concluyente.

Los datos científicos avalan que indiscutiblemente hombres y mujeres procesamos la información de forma desigual. Si somos conductas tuteladas por las emociones, si los cerebros son distintos, si constantemente desde una perspectiva de negocio el sector turístico busca “ identificar nuestras emociones y necesidades”  es hora de empezar a crear productos de ocio distintivos “hombre-mujer” de forma responsable, sostenible y basados más en la neurobiología que en las creencias culturales y sociales de género. Con ello, se logrará disminuir discriminaciones sociales injustas y conseguir una satisfacción completa a través de necesidades innegables.

 

Africa: Temas de género, amor y turismo

25 Ene

Uno de los factores que puede ayudar a averiguar algo más sobre las actitudes sexuales en cada país consiste en conocer la edad de consentimiento, que es la edad permitida para todo acto relacionado con el sexo, y no necesariamente la edad oficial para casarse.

Aunque las leyes sobre la edad matrimonial varían en cada país, sinceramente esto tampoco tiene mucha trascendencia. Incluso existiendo, en teoría, un protocolo sobre los derechos de las mujeres africanas que debería asegurar, entre otras cosas, que los matrimonios fueran voluntarios y para mayores de 18 años, a día de hoy siguen celebrándose, con el beneplácito de padres y tutores, enlaces de niñas con edades que rondan incluso los 12 años. Esto sucede en prácticas ceremoniales extraoficiales.

Hay muchas zonas de África de las que se desconoce la edad de consentimiento, ya que ni tan siquiera se contempla; dato muy significativo para prever los posibles abusos que se pueden cometer.

Aunque se pudiera pensar que hay una relación causa-efecto muy directa entre la promiscuidad y la transmisión de enfermedades sexuales, los estudios demuestran que no necesariamente es así. Por el hecho de estar en África y de conocer su elevado índice de enfermedades sexuales (en la zona sur del continente se concentra el 38 % de los enfermos de sida de todo el mundo), podríamos interpretar que en este continente hay mucho “desenfreno”.

Es cierto que en África algunos hombres mantienen prácticas amorosas con distintas mujeres a la vez y a largo plazo, en cambio, en países como Camerún, Haití o Kenya, las mujeres tienen un único compañero. No obstante, hay tribus como los Bantú Himba donde el noviazgo consiste en que la chica tenga varias relaciones con hombres; o casos como Tanzania, donde la proporción de compañeros para ambos sexos es similar.

Por lo tanto, el alto porcentaje de enfermedades de transmisión sexual responde también a otros factores adicionales relacionados con la cultura y la educación. En primer lugar, las mujeres casadas están más desamparadas con relación a temas de prevención de enfermedades. Hay un porcentaje muy elevado de madres adolescentes que tienen menos poder de influencia sobre sus maridos, los cuales muchas veces son infieles. Y en segundo lugar se encuentra la práctica de matrimonios infantiles. En países como Guinea, Malí, Níger o Etiopía, se celebran muchos matrimonios con niñas con las que, posteriormente, se mantienen relaciones sexuales, ¡niñas que ni tan siquiera han tenido la primera menstruación!

Otro motivo del incremento y de la extensión de estas pandemias está relacionado con la pobreza. Por lo tanto, son muchas las causas, y no sólo la relacionada con la excesiva actividad amatoria, las que explican esta situación. ¡No olvidemos que los solteros en África son menos activos sexualmente que en muchos países occidentales!

Más que escribir unas líneas ilustrando el concepto del machismo africano, creo que lo ideal es contar algunas de las prácticas que imperan en el continente para darnos cuenta de los niveles de degradación que se alcanzan. En Botswana, por ejemplo, en algunos casos, una mujer no puede mirar fijamente a la cara a un hombre. Esto sucede a pesar de estar considerado como uno de los países más “comprensiblemente liberales” por el Kgotla. En Uganda, es común una forma de saludo en el que las mujeres deben arrodillarse. En la zona del sur de Etiopía, el rito de iniciación femenino consiste en recibir castigos de los hombres jóvenes, una iniciación que como bien dice la palabra sólo es el comienzo de las futuras palizas en caso de no hacer bien el trabajo de casa.

En Mozambique (principalmente en el sur y en algunas etnias rurales, puesto que en general el país es uno de los que tiene en el mundo más representación femenina en el parlamento), una mujer debe dejar automáticamente sus tareas y atender al hombre cuando éste precise de su ayuda. También podría citar las agresiones que se producen en la República del Congo, ataques que provocan que una gran cantidad de mujeres tengan que acudir al hospital para ser tratadas de las llamadas fístulas obstétricas.

Respecto a las uniones amatorias, en el continente africano hay tres fases imprescindibles a tener en cuenta: la etapa de pretendientes y noviazgo, donde se suele implicar a la familia por razones de prestigio de los clanes, aunque la elección de las parejas a veces sea voluntaria; la dote, como herramienta de compromiso; y la ceremonia, como acto de unión que tendrá distintas modalidades dependiendo de la tribu en cuestión.

En África, conceptos como “amor”, “descendencia” y “economía” resultan estar tan condicionados que existen múltiples modalidades de matrimonio según las necesidades sociales. Un caso curioso es el de la unión entre dos mujeres, que no responde tanto a la atracción sexual como a un propósito colectivo.

Para finalizar, no debemos olvidar las relaciones amatorias entre occidentales y locales. La zona del norte de África, junto a algunos países caribeños y de América Latina, se lleva la palma de “ligues internacionales”. Una de cada cinco mujeres solteras de países desarrollados (entre otras nacionalidades, italianas, alemanas, británicas o españolas) en algún momento de su vida disfrutará de unas maravillosas vacaciones en Kenya, Gambia, Ghana o Senegal, entre otros países de la región. No sólo viajarán en busca de sol y tranquilidad

 

Imagen

Vicente Ferrer también con temas de género

19 Ene

Turismo y género

Temas de Género y amor en Japón

9 Ene

¿Quieres tener tus propias fotos de boda sin tener una boda real? Al parecer algunas personas si lo quieren y les apetece. Una agencia de viajes japonesa llamada Cerca Travel ha comenzado ofreciendo un paquete este pasado año llamado la “Kyoto Solo wedding”. Es una experiencia de dos días centrada en una sesión de boda falsa que se ha diseñado para mimar a las mujeres y aumentar su autoestima.

Adjunto el link, los japoneses siempre me han sorprendido: ya cuando viajé allí para estudiar sus conductas amorosas y publicarlo en el capítulo sobre Japón de mi libro Atlas mundial del orgasmo, salieron algunas practicas amorosas asombrosas basadas por un lado en un conservadurismo extremo pero que a veces, precisamente por esa poca flexibilidad se convertía en unas prácticas sexuales que llegaban a la más pura perversión. También os añado una foto resumen de mi libro que habla sobre Japón y que se publicó en la revista Sexologies.

http://petapixel.com/2014/12/28/japanese-travel-agency-offers-solo-wedding-photo-shoot-singles-can-experience/
Cultura amorosa en Japón_Revista Sexologies escrito por Sandra Canudas

A %d blogueros les gusta esto: