Tag Archives: planificación turística

Porqué mi tesis fue sobre neuromarketing,turismo y género

15 Jun

La neurociencia relaciona el cerebro y la conducta, el neuromarketing se
encargaría de investigar esa relación para captar los talantes de consumo e
intentar incrementar las ventas. Si además agregamos conocimientos de
perspectiva de género, la orientación estratégica hacia el cliente/clienta puede
resultar aun si cabe, más profunda.
En el cerebro está la conciencia de lo que uno/una es; está nuestra identidad.
Aunque es el cuerpo quien primero expresa las emociones es el cerebro quien
puede regirlas. Aunque la razón está en la corteza pre-frontal y puede controlar
algunas emociones básicas como la alegría o la tristeza existen otras “emociones
sociales” (como por ejemplo el amor) que están situadas en el sistema límbico.
Aunque hay bastantes accesos de la emoción a la razón o sea del límbico a la
Corteza pre-frontal, no hay tantas de la razón a la emoción, confirmando que la
razón tiene muy poca fuerza para dominar el sistema de las emociones.
Si somos conductas tuteladas por las emociones, si los cerebros femeninos y
masculinos son distintos, si constantemente desde una perspectiva de negocio el
sector turístico busca “ identificar nuestras emociones y necesidades” y hemos
visto, como las actividades de recreo y algunos productos relacionados con la
identidad de género no son determinantes para descubrir “talantes” de consumo
siendo en cambio, la fisiología una premisa mucho más concluyente; es hora de
empezar a crear productos turísticos y de ocio distintivos “hombre-mujer”, de
una manera responsable, sostenible y basados más en la neurobiología que en las
creencias culturales y sociales de género o de lo que debiera ser femenino o
masculino. Recordemos dos datos: El primero que en el sector turístico, las
vacaciones familiares las organizan las mujeres y elegir el destino y el alojamiento
es aproximadamente en el 67% de los casos tarea de ellas, frente al 33%
restante que es labor masculina. El segundo: el convencimiento en la elección de
lo que consuma la mujer se basará sobre todo, en razones emocionales.

Anuncios

Marketing Relacional en los Restaurantes:Perspectiva de mujer

23 Sep

¿Qué es lo que generalmente exigirá una mujer para que la prestación ofrecida la satisfaga? ¿Qué marketing relacional aplicaríamos para contentar al público femenino?

Para responder este asunto la primera cuestión residirá en saber antes que nada y por parte del propietario/a, el nivel de exigencia general que le gustaría transmitir a sus  clientes/as asumiendo  entre otros aspectos el de la relación calidad-precio o la logística: el  número de personal empleado, si la filosofía es atender rápido y crear varios turnos o si se prefiere menos afluencia, los tiempos de la cocina y la capacidad de respuesta de los/las  cocineros/as, el tipo de comida (pre elaborada, congelada o fresca), la extensión del menú  etc.

Por lo general, la mujer es implacable  con todos los aspectos y eso significa no solo esforzarse respecto a la comida sino también en referencia al servicio, a la decoración, la música, los olores, los ruidos, los tiempos de espera, la comodidad,… son tan detallistas como para fijarse incluso ¡en la vestimenta del camarero/a y en la forma de peinarse! Esta minuciosidad tiene sus recompensas: las estadísticas no engañan, por lo general, si una mujer queda satisfecha con el servicio la probabilidad de que un hombre también lo esté es alta,  ya que suelen ser menos “minuciosos”.

Las mujeres miran más la economía y la relación calidad-precio, así que si fuéramos “ingenieros de menú”  intentando conseguir  la lealtad de las visitantes  creando la necesidad de consumo de nuestros platos,  con una mujer no hay que olvidar promocionar  y comunicar a través del precio. ¿Cómo? Visibilidad y facilidad para encontrar la información del importe, mediante la creación de  menús especiales, aportando descuentos en según qué días, creando privilegios según la hora de llegada, regalando un cúmulo de cupones  que premien la fidelidad, negociando colaboraciones  según el sistema de pago…

Por lo general, las mujeres tienen más tendencia a salir en grupo: irse de excursión o a cenar juntas fijando un día ni que sea una vez al mes. Esta práctica social en algunos países  como en Argentina o Estados Unidos la tienen tan asumida que  los negocios aprovechan para hacer descuentos dirigidos “sólo a mujeres”  para atraer su atención (aunque la diferencia de precio basada en el “sexo”  es una ilegalidad en países como Estados Unidos o Gran Bretaña).

Sin tener que aplicar una política tan discriminante, existen otros ejemplos de estrategias: cómo la elección de menús ligeros o de poca cantidad, el bajo precio o, la creación de noches temáticas de tipo poesía, moda, tarot o los típicos “ladies night” en los pubs donde se ofrecen algunas bebidas gratis, que bien seguro atraerán a un público femenino sin necesidad de ser tan excluyentes e injustos buscando a la clienta.

Gustos y empatías ¿Qué quieren las mujeres en el sector ? Tendencias sociales

6 Ago


Actualmente se está dando paso a una búsqueda de calidad de vida y autoexpresión individual en el que la vida no se centra en el dinero ni en la seguridad laboral, sino en la experiencia de tener una actividad interesante y con sentido que respete además el medio ambiente. Se trata de unos valores sociales que van a configurar una demanda turística plural en las sociedades receptoras y que lleva a la reorganización de los productos de ocio y de turismo, y en general de todas sus conductas sociales. Las mujeres tienen un aumento del poder adquisitivo así que también empiezan a decidir sobre sus placeres individuales y las preciadas vacaciones en un contexto donde se nota la mejoría de la igualdad social. Ya vemos estadísticas que nos dicen que el único porcentaje donde hay más hombres consultando en una oficina de información internacional de turismo es en el rango de entre los 26 a 35 años, mientras que en el nivel de 18 a 25 años como el de más de 56 años de edad, son las mujeres quienes presentan valores superiores al de los hombres.

Asimismo las motivaciones en los viajes son distintas: en el caso de las mujeres es exclusivamente por motivos vacacionales en tanto que los hombres su razón es el recreo pero existe tambien un amplio margen representado por temas de trabajo. De hecho en los resultados de encuestas de hoteles urbanos que he podido realizar, respecto a la demanda por género: entre semana el 30% de clientes de hotel son mujeres mientras que en fin de semana ronda el 50 %. Por tanto se desprende, que hoy por hoy la mujer todavía reserva más en este tipo de hotel pensando en las vacaciones o en las escapadas de fin de semana. El perfil de usuaria de hotel en España y el resto del mundo es en primer lugar de mujeres entre 35-45 años que han llegado a su madurez profesional y tienen una mayor libertad y, en segundo lugar mujeres entre los 25-35 años. Su estancia media de utilización de los hoteles urbanos es de dos veces al año con una permanencia de unos 2,5 días, en eso bastante parecida al hombre. En lo que sí hay distinción es en el gasto: la factura final de un hombre ronda la media de 340 euros, la de una mujer 230 euros. La razón está en que el hombre suele consumir más productos y servicios dentro del hotel y la mujer tiende a ser más austera y “buscavidas”.

La mayor independencia de la mujer origina que el público femenino pida empezar a invertir en experiencias para ellas creando o mejorando la oferta existente, el rango de 26 a 55 años de edad donde hay más mujeres activas y más cargas familiares es donde menos interés se demuestra respecto al ocio vacacional de “tipo egoísta” o “de sólo pensando en ellas”.

Marketing turístico femenino

27 Jul

Acabo de impartir unos talleres relacionados con la temática de “Marketing turístico en femenino”. Difícil de aplicar una metodología ideal partiendo de la base de que algunos asistentes/as tenían formación en turismo y hostelería pero pocos conocimientos sobre género y otros/as, justo lo contrario eran técnicas/os especialistas en igualdad y género pero con pocos conocimientos turísticos.

Uno de los primeros comentarios que ofrecí a toda la clase respecto al marketing en femenino fue la reflexión de que, aunque no son excesivos los estudios en la investigación de consumo respecto a la identidad de género o la razón del porqué un tipo de personalidad puede reconocerse más con los roles masculinos o los femeninos es recomendable, por la complejidad de las actitudes, basarnos más en el sexo biológico que en la identidad de género. La identidad puede ser un buen indicador de las actitudes de ocio pero mal pronosticador acerca de los productos o marcas que se pueden llegar a escoger. En definitiva, ¿son útiles las preferencias hacia lo femenino o hacia lo masculino que todos tenemos, para explicar algunos comportamientos de los consumidores? Los estudios deducen de momento, que las actividades de recreo y algunos productos relacionados con la identidad de género no son determinantes para descubrir “talantes” de consumo, siendo en cambio, la fisiología una premisa mucho más concluyente.

Cuál fue mi sorpresa cuando algunas alumnas recién licenciadas de un máster interuniversitario sobre Igualdad me empezaron a desaprobar que eso no podía ser cierto, que todo partía de una premisa de construcción social y que incluso cosas como el “instinto maternal” eran papeles aprendidos culturales…

Los datos científicos avalan que indiscutiblemente procesamos la información de forma distinta. Nuestras estructuras cerebrales son distintas, le pese a quien le pese. Por poner un ejemplo, en el caso de las mujeres existe un mayor tamaño de lóbulo frontal en áreas implicadas en la toma de decisiones, la resolución de conflictos o las emociones. En referencia al marketing: existen aspectos como que la música es un estimulador de sentidos capaz de hacer reaccionar a una persona a niveles tanto físicos, psicológicos como sociales y que las mujeres son más auditivas que los hombres que suelen pensar mayormente a través de imágenes y usar un lenguaje relacionado con la vista. Por eso, las mujeres en general oyen mejor y tienen más sensibilidad auditiva.

Neurólogos y psiquiatras como el norteamericano Alan Hirsch han podido constatar la relación entre el olfato y la personalidad, por ejemplo personas que tienen predilección por olores afrutados tienden a ser perseverantes, si el aroma es a café afecta más a personas dinámicas que derrochan energía, etc. etc. Si esto lo llevamos en términos de sexo comentar que en referencia a la detección de olores las mujeres tienen un sentido del olor más elaborado gracias a los niveles de estrógeno del cuerpo, no se trataría tanto de un mayor olfato como de que en el caso femenino las mujeres enlazan estos olores con la emoción almacenada (en el lado derecho del cerebro perteneciente a la parte emocional, lado que también se relaciona con la memoria a largo plazo).

Como que los hombres y las mujeres tienen un sentido del gusto distinto: ellas más sensibilidad a lo amargo y ellos a lo salado, comúnmente las mujeres tienen más percepción gustativa. Una de las razones del porqué se dice que las mujeres tienen un “sexto sentido” o desarrollada una mejor intuición se basa en el hecho de que las mujeres tienen el olfato y el gusto más sensitivo siendo capaces de percibir olores o sabores que los hombres no captan.

A este respecto decir que las mujeres tienen preferencia por sabores afrutados y escapan de lo que sea demasiado ácido y que, en el caso de vinos por poner un ejemplo, una variedad que suele tener bastante éxito entre ellas es el Syrah, Chardonnay o Pinot poniéndose en boga idear vinos suaves…

En las comidas desde una perspectiva psicofísica, las mujeres son lo que denominaríamos más “súper catadoras” debido entre otras razones, a sus papilas gustativas y a temas hormonales (De hecho gracias a las hormonas las féminas tienden a detectar los aromas más fácilmente). Conocemos perfectamente que existe una sensibilidad en los aumentos de los sabores amargos durante el primer trimestre del embarazo y una variación gustativa que también se da durante el ciclo menstrual…

En definitiva, estas alumnas se quedaron más convencidas ¡de que hay diferencias biológicas¡ y que no todo es cultural… y, algo no menos importante: es bueno cultivarse y aprender todas las facetas del conocimiento pero que antes de tener ideas tan radicales, lo mejor es incluir ¡estudios de feminismo pero también, de biología, antropología o economía! que ayudaran a confeccionar nuestros propios criterios….

Viajes y lujo

29 May

Mientras el crecimiento general del sector en general será del 4,8%

Los viajes de lujo se incrementarán un 6% en los próximos diez años

Un estudio de Amadeus identifica un nuevo consumidor que antepone la experiencia a otras prioridades

imagen 2

Los viajes de lujo se incrementarán un 6,2% en los próximos 10 años, por encima de la media general estimada en un 4,8%, según las conclusiones de un estudio realizado por Amadeus en colaboración con el Tourism Economist -firma integrada en The Oxford Economics-. Europa y América del Norte, que concentran el 64% de este tipo de desplazamientos, mantendran su predominio, aunque Asia registrará las mayores tasas de crecimiento y la región BRIC registrará un fuerte avance.

El informe sobre la evolución de los viajes de lujo hasta el año 2025 fue presentado ayer en Dubai, en el transcurso del Amadeus Airline Leaders Forum que finaliza mañana. Identifica el surgimiento de un nuevo tipo de consumidor, que antepone las experiencias únicas frente a los bienes materiales, tales como relojes o joyass.

Entre 2011 y 2015, el turismo de lujo registró un crecimiento del 4,5% en tasa anual, mientras que los viajes en general lo hicieron un 4,2%. Según el estudio, que define como viajeros de lujo a aquellas personas con unos ingresos anuales superiores a los 150.000 dólares, el incremento previsto para los próximos diez años respondería a varios factores, como el incremento de la clase media en los mercados emergentes, la aparición de nuevos productos y servicios de lujo o el surgimiento del citado nuevo consumidor.

Europa y Amércia del Norte liderarán el crecimiento.

Europa y América del Norte, que concentran el 64% de los viajes de lujo y representan sólo el 18% de la población mundial, mantendrá el liderazgo en este sector.

Asia registrará las mayores tasas de crecimiento, gracias al aumento de la renta en los mercados del sudeste asiático, principalmente Singapur,Tailandia y Filipinas, aunque su despegue definitivo se verá lastrado por la ligera desaceleración del mercado chino.

Dentro de la zona BRIC, el avance de Brasil apenas superará el 4% por lafalta de una clase media establecida y la debilidad de su moneda. En cambio en Rusia, el mercado del lujo alcanzará una subida del 9% tras la caída que tuvo desde 2013 a 2015.

India, por su parte lograría subida de 12,8 puntos, concentrando el potencial de inversión más elevado en lo referido a viajes de lujo. Mientra China crecería en promedio un 12,2%, según el informe de Amadeus, aunque supondría un ritmo más lento que en el pasado.

Respecto a otros mercados, los viajes de lujo en Kuwait, Qatar y Emiratos Árabes Unidos (EAU) crecerá un 4,5%, una cifra parecida al desarrollo general del sector de los viajes (4,4%), quizás a causa de la dependencia del petróleo.

En Oriente Medio, Líbano, Jordania, Egipto o Irán, países considerados en el informe como emergentes, registrarán progresiones que se cuantifican entre el 7,5% y 8,9%.

Fuente: Hosteltur

 

Viajeras y código de vestimenta

28 Abr

Independientemente del lugar adonde viajes, viste con modestia. Si has de desenvolverte en una sociedad conservadora donde la religión y las creencias juegan un papel importante, no infrinjas sus reglas de convivencia. Por ejemplo, si las mujeres visten una abaya negra en Arabia Saudita y se cubren la cabeza, hazlo tú también.

LA VESTIMENTA EN UN VIAJESólo por el hecho de ser foránea es muy probable que llames la atención y que despiertes la curiosidad de la gente. ¿Para qué entonces arriesgarte a atraer aún más su atención? conviene saber, para no obsesionarte con esto, que son pocos los países islámicos en los que obligatoriamente vas a tener que cubrirte la cabeza, aunque siempre conviene llevar un pañuelo para que puedas acceder tranquilamente a la mayoría de lugares sagrados como las mezquitas, donde el código de vestimenta es mucho más estricto.
En mi maleta siempre incluyo las faldas largas ya que te permiten pasar más desapercibida, sobre todo en regiones islámicas o del sudeste asiático, donde no es de buen gusto mostrar algunas partes del cuerpo. Además, en muchas regiones como es el caso de Papúa Nueva Guinea les sorprende ver mujeres vestidas con pantalones largos, una prenda que consideran de hombre.
Recuerda: no sobrecargues la maleta. La compra de vestidos autóctonos durante tu trayecto te servirá para adaptarte a las costumbres de la gente del lugar, ya que vestirás como ellos y también de paso ¡son un bonito souvenir!

Estudio sobre turismo rural y género

5 Dic

Manuela Garrido, de la Universidad de Valladolid  nos presenta  una investigación sobre el turismo rural y el género.  Adjunto abajo  parte de la introducción de su  investigación que considero muy interesante. El texto completo está publicado en la web http://www.espacioimasd.unach.mx/articulos/num8/turismo_rural_y_genero_el_caso_del_bosque_modelo_urbion.php

En las últimas décadas diferentes estudios, proyectos y acciones públicas han promovido el enfoque de género en los emprendimientos turísticos de áreas rurales como fórmula para visibilizar, medir y empoderar a las mujeres.

Plantear el binomio Mujer y Turismo no está exento de contrariedades, más si cabe en los espacios rurales, que es el que nos ocupa. Las diferencias regionales que dicha temática comporta, la diferente colaboración público-privada, la profesionalización del sector o el grado de organización de las propias mujeres llevarían a resultados desiguales en los diferentes territorios. Sin embargo, la identificación de los factores de éxito en cada caso y una posterior transferencia de resultados, técnicas y metodologías, avalarían un modelo de desarrollo turístico endógeno, sostenible, impactante y transformador.

En las últimas décadas ha surgido una serie de proyectos a escala mundial en que se intentan promocionar emprendimientos de turismo rural con perspectiva de género, integrando dentro de sus fines el empoderamiento de las mujeres.

En líneas generales hay dos posturas respecto al análisis del mercado laboral que gira en torno al turismo y mujer: los que observan una reproducción de formas de subordinación de género y los que opinan que seriación de efectos positivos en cadena permiten modificar los patrones de género (Cánoves, 2000). En nuestra opinión, y es justo lo que nos lleva a plantear esta aproximación a la realidad, todas estas iniciativas permiten vislumbrar la capacidad de agencia de las mujeres.

No cabe duda de las diferencias regionales a escala planetaria que esta temática comporta y que los impactos van a depender en función de los territorios, tanto de los emisores como receptores, así como del grado de organización de las mujeres en relación a esta actividad.

Los estudios de Género en Turismo Rural, recientes y no muy abundantes en nuestro país, son planteados desde diferentes marcos teóricos, por lo que sus resultados y su desigual cobertura territorial no nos sitúan en el mejor de los escenarios para concluir en situaciones ejemplarizantes a partir de las cuales proponer los mejores planes de acción.

Con todo, de lo que se trata es de medir la contribución de las mujeres en el desarrollo socioeconómico del territorio que nos ocupa y animar a tomar todas aquellas medidas que permitan lograr la equidad entre géneros, pues sólo así podremos seguir hablando de un desarrollo endógeno, impactante y transformador.

A %d blogueros les gusta esto: