Tag Archives: mujeres viajeras

"No wife,no life" Dicho popular hindú"

20 Mar

Yendo en autorickshaw por Benarés me chocó la frase garabateada que tenía el conductor en su espejo retrovisor “ No Wife, No life”.

Y es que estando bastante dedicada al estudio de los temas del amor y del sexo internacional, a raíz de mi último libro “Atlas mundial del orgasmo”, me di cuenta por mis propias vivencias que sí es cierto que en los hindúes hay un machismo inherente fruto de la desigualdad marcada por los roles de cada género; que todavía existen unos valores relacionados con el Izzat o el honor familiar patente por el sistema de castas ( abolido de modo oficial pero latente en la cultura del día a día) que sí se pagan las dotes y que muchos jóvenes se casan sin ni tan siquiera conocerse en profundidad basándolo en las cartas astrales. Pero también, existe un amor profundo hacia lo femenino fruto de su herencia religiosa y mística donde las mujeres somos diosas “Lakshmi” una deidad y una reina de la fortuna a la que hay que cuidar. “Si Lakshmi es feliz trae riqueza a tu vida” y no es tanto pensando en los bienes materiales como en el convencimiento que tienen la mayoría de los hombres: cuando una esposa es feliz y está bien cuidada consecuentemente también todos los aspectos vitales como los hijos, el trabajo o el hogar serán positivos. Buena filosofía.
Adjunto una dicha popular que mis amigos indios solían repetirme medio en broma. Una filosofía de vida y de amor quizás nada formulada a la ligera, como pareciera:
One : Have fun!
Two: To have to do
Three, Get free
Four, To have more
Five, Good life
Six, Everything is fixed
Seven, Mind her in heaven
Eight: Long time wait
Nine,Everything is fine
Ten ,… Much pain

Anuncios

Vestimenta y viajes

25 Oct

Independientemente del lugar adonde viajes, viste con modestia. Si has de desenvolverte en una sociedad conservadora donde la religión y las creencias juegan un papel importante, no infrinjas sus reglas de convivencia. Por ejemplo, si las mujeres visten una abaya negra en Arabia Saudita y se cubren la cabeza, hazlo tú también.
Sólo por el hecho de ser foránea es muy probable que llames la atención y que despiertes la curiosidad de la gente. ¿Para qué entonces arriesgarte a atraer aún más su atención? conviene saber, para no obsesionarte con esto, que son pocos los países islámicos en los que obligatoriamente vas a tener que cubrirte la cabeza, aunque siempre conviene llevar un pañuelo para que puedas acceder tranquilamente a la mayoría de lugares sagrados como las mezquitas, donde el código de vestimenta es mucho más estricto.El hijab y abaya  en los países musulmanes.
En mi maleta siempre incluyo las faldas largas ya que te permiten pasar más desapercibida, sobre todo en regiones islámicas o del sudeste asiático, donde no es de buen gusto mostrar algunas partes del cuerpo. Además, en muchas regiones como es el caso de Papúa Nueva Guinea les sorprende ver mujeres vestidas con pantalones largos, una prenda que consideran de hombre.
Recuerda: no sobrecargues la maleta. La compra de vestidos autóctonos durante tu trayecto te servirá para adaptarte a las costumbres de la gente del lugar, ya que vestirás como ellos y también de paso ¡son un bonito souvenir!

Marketing Relacional en los Restaurantes:Perspectiva de mujer

23 Sep

¿Qué es lo que generalmente exigirá una mujer para que la prestación ofrecida la satisfaga? ¿Qué marketing relacional aplicaríamos para contentar al público femenino?

Para responder este asunto la primera cuestión residirá en saber antes que nada y por parte del propietario/a, el nivel de exigencia general que le gustaría transmitir a sus  clientes/as asumiendo  entre otros aspectos el de la relación calidad-precio o la logística: el  número de personal empleado, si la filosofía es atender rápido y crear varios turnos o si se prefiere menos afluencia, los tiempos de la cocina y la capacidad de respuesta de los/las  cocineros/as, el tipo de comida (pre elaborada, congelada o fresca), la extensión del menú  etc.

Por lo general, la mujer es implacable  con todos los aspectos y eso significa no solo esforzarse respecto a la comida sino también en referencia al servicio, a la decoración, la música, los olores, los ruidos, los tiempos de espera, la comodidad,… son tan detallistas como para fijarse incluso ¡en la vestimenta del camarero/a y en la forma de peinarse! Esta minuciosidad tiene sus recompensas: las estadísticas no engañan, por lo general, si una mujer queda satisfecha con el servicio la probabilidad de que un hombre también lo esté es alta,  ya que suelen ser menos “minuciosos”.

Las mujeres miran más la economía y la relación calidad-precio, así que si fuéramos “ingenieros de menú”  intentando conseguir  la lealtad de las visitantes  creando la necesidad de consumo de nuestros platos,  con una mujer no hay que olvidar promocionar  y comunicar a través del precio. ¿Cómo? Visibilidad y facilidad para encontrar la información del importe, mediante la creación de  menús especiales, aportando descuentos en según qué días, creando privilegios según la hora de llegada, regalando un cúmulo de cupones  que premien la fidelidad, negociando colaboraciones  según el sistema de pago…

Por lo general, las mujeres tienen más tendencia a salir en grupo: irse de excursión o a cenar juntas fijando un día ni que sea una vez al mes. Esta práctica social en algunos países  como en Argentina o Estados Unidos la tienen tan asumida que  los negocios aprovechan para hacer descuentos dirigidos “sólo a mujeres”  para atraer su atención (aunque la diferencia de precio basada en el “sexo”  es una ilegalidad en países como Estados Unidos o Gran Bretaña).

Sin tener que aplicar una política tan discriminante, existen otros ejemplos de estrategias: cómo la elección de menús ligeros o de poca cantidad, el bajo precio o, la creación de noches temáticas de tipo poesía, moda, tarot o los típicos “ladies night” en los pubs donde se ofrecen algunas bebidas gratis, que bien seguro atraerán a un público femenino sin necesidad de ser tan excluyentes e injustos buscando a la clienta.

Las relaciones en el mundo

20 Ago

Los diccionarios definen el verbo “viajar” como la acción de trasladarse, pero para los que hemos visitado gran parte del mundo, viajar consiste en acumular experiencias utilizando los cinco sentidos en distintos lugares y con gente culturalmente muy dispar. En definitiva, se trata de vivir e intercambiar, y por supuesto ¡no hay que olvidar el amor y el sexo! La primera pregunta que nos puede asaltar en nuestros pensamientos es: ¿Realmente esta condición orgánica del ser humano se manifiesta en todos los países de la misma forma? ¿La fisiología, a pesar de que existan razas con características tan distintas, es la responsable de que compartamos similitudes en las relaciones sexuales? ¿Es sólo el factor cultural el que determina las diferencias? Está demostrado que la orientación sexual está condicionada por una suma de factores biológicos, como el hormonal o el hereditario, y de un conjunto de vivencias externas. En éste último grupo, se incluirían las actitudes culturales y sociales, que tienen una mayor relevancia en la etapa infantil. Si bien nuestras diferentes estructuras cerebrales, las hormonas prenatales y el desarrollo psicológico como seres humanos determinan esta orientación, resulta evidente que el sexo y cómo se practica es algo completamente distinto según en qué parte del globo nos encontremos y de qué nacionalidad sea nuestro compañero. Aún son más obvias las diferencias y preferencias sexuales si nos basamos, no tanto en la práctica del acto, sino en los juegos preliminares de cortejo, donde el factor cultural incide directamente en nuestras actitudes. ¿Sabías, por ejemplo, que en Europa, incluso en países tan distintos como Italia o Suecia, la frase por excelencia para ligar es: “Tienes unos ojos preciosos”; mientras que en Estados Unidos es: “¿Nos conocemos de antes?” En cambio, en América Latina son mucho más directos. Un argentino te podría decir: “Vos sos realmente linda” o “¡Divina!”; mientras que un brasileño te susurraría: “você é muito gostosa” o “linda gatinha”, sin ni tan siquiera conocerte. Qué decir de las citas previas que necesitas para “llegar a la meta final”. Italianas o españolas nos comportamos de forma similar y necesitamos más de cinco. Las polacas, algo más “difíciles”, precisan un par más de cenas; mientras que las suecas con unas tres invitaciones se conforman. Naturalmente, estos datos se basan en sondeos de revistas y estadísticas de mayor o menor rigor, que pueden acarrear el peligro de caer en ciertos tópicos. Así, afirmaciones como que el promedio de hombres con los que puede mantener relaciones una rusa durante su vida es de al menos unos diez; el hecho de que una eslovena pueda ser considerada como más indulgente con el sexo anal; o que las israelitas concedan mucha importancia al tamaño del pene, no se pueden corroborar caso por caso. No obstante, independientemente de tener presente que las actitudes y prácticas en el amor y el sexo son personales e intransferibles, por lo general hay factores culturales que influyen y que pueden ayudarnos a entender un poco más y mejor la actitud de quien quiere compartir la experiencia amatoria.

Los 10 países turísticos más peligrosos para viajeras

19 Jul

Aunque no soy mucho de estadísticas y de etiquetas adjunto la lista de los países que sí o sí hay que tomar precauciones a la hora de viajar por ejemplo Sudáfrica, que tiene una de las tasas más altas de violación y asalto sexual del mundo, y los robos a punta de pistola están a la orden del día.

Gran parte de Brasil sigue bajo la amenaza de la violencia generalizada, liderada por bandas criminales y policías corruptos

El siglo XXI ha supuesto la conquista de las libertades por la mujer, al menos en Occidente, lo que se ha traducido también en una independencia turística.

Este tendencia en alza, la de las mujeres que viajan para conocer el mundo por su cuenta, disfrutando de su independencia y empleando sus propios recursos, supone en algunos casos afrontar riesgos por los lugares de destino escogidos, muchos de ellos países donde el machismo sigue siendo tónica social, y el respeto a la mujer brilla por su ausencia.

Aunque en la inmensa mayoría de plazas turísticas, la viajera encontrará una grata experiencia totalmente segura, si somos mujeres existen algunos nombres a marcar en nuestro plano a la hora de escoger destino.

Según recoge el Daily Mail, Julie Kreutzer, copropietaria de la web International Women’s Travel Center, que ha escrito extensamente sobre la seguridad de las mujeres en el extranjero, sostiene que se ha de ser honesto a la hora de exponer los los peligros que afrontan las viajeras solitarias.

Así, destacan que en los últimos tiempos, varios crímenes contra mujeres han llevado la preocupación a las visitantes de países como la India, uno de los países que hay que ‘poner en cuarentena’ junto a otros aparentemente más seguros. En algunos de los países más turísticos, segúnKreutzer, hay que saber que las mujeres no son bienvenidas.

En MailOnline Travel han realizado una lista de diez destinos populares que -a su juicio- las viajeras solo deben visitar con precaución:

1) India: Las violaciones en grupo de mujeres locales y turistas han alcanzado niveles preocupantes en algunas partes del país, con informes que sugieren que se denuncia un asalto sexual cada veinte minutos. A principios de este mes una estudiante japonesa fue drogada y violada en el norte de la India.

2) Brasil: Gran parte de Brasil sigue bajo la amenaza de la violencia generalizada liderada por bandas criminales y policías corruptos.

Según el Ministerio de Salud de Brasil, las violaciones se incrementaron en un 157% ciento entre 2009 y 2012.

3) Turquía: Estambul está a menos de cuatro horas de vuelo desde Londres, pero son polos opuestos cuando se trata de las actitudes hacia la mujer.

4) Tailandia: Millones de turistas acuden al país cada año, pero la violencia subyace en el país.

5) Egipto: Los paquetes vacacionales para visitar Egipto fueron el músculo de su economía durante años, pero a raíz de la revolución de 2011, el país vive en una constante inestabilidad y un incremento brutal de la violencia sexual contra las mujeres.

6) Colombia: A pesar de que el turismo ha experimentado un enorme impulso en los últimos años, en un país que quiere dejar atrás la guerra, la realidad es que la violencia sexual contra las mujeres sigue siendo generalizada, especialmente contra las que se desplazan a las zonas más pobres.

La capital de Colombia, Bogotá, cuenta con un servicio de autobuses que se califica de los más inseguros del mundo, según una encuesta realizada por YouGov en 2014 para la Fundación Thomson Reuters.

Además, según Human Rights Watch, la policía del país tiene fama de no mover un dedo cuando se trata de proteger a mujeres, y los violadores rara vez son llevados ante la justicia.

7) Sudáfrica: A pesar de su popularidad, sigue siendo uno de los países más peligrosos del mundo. Tiene una de las tasas más altas de violación y asalto sexual, y los robos a punta de pistola están a la orden del día. Más de 66.000 delitos sexuales fueron denunciados por ejemplo en 2012-2013, a razón de 127 delitos sexuales por cada 100.000 habitantes.

imagen 2

8) Marruecos: Otro destino popular que tiene un pobre historial en lo que respecta a los derechos de las mujeres. Se aconseja a las viajeras vestir con decoro y cubrirse, al ser un país musulmán conservador.

9) México: Aunque millones de estadounidenses viajan de forma segura a México cada año, hay que partes del país que se encuentran en medio de la más absoluta anarquía.

El gobierno mexicano se esfuerza por proteger lugares de interés turístico, tales como Cancún, Playa del Carmen, Cozumel, Los Cabos y Puerto Vallarta, pero los incidentes violentos y delitos con armas son habituales.

Igualmente los casos de violaciones violentas contra mujeres que viajan en el transporte público (‘micros’) son también una amenaza significativa.

10) Kenia: El país se ha labradoun próspero negocio turístico gracias a la riqueza de su fauna salvaje y a los parques nacionales para safaris. Pero de acuerdo con un informe del Fondo de las Naciones Unidas para la Mujer, “mujeres de todas las edades, niveles de educación, y los grupos sociales sufren la violencia en Kenia, tanto en zonas rurales como urbanas.

En 2010, una encuesta nacional desveló que el 32% de las niñas sufrieron violencia sexual antes de llegar a la edad adulta. Los secuestros y agresiones sexuales contra los turistas no son algo raro.

Fuente: lainformacion.com

Viajar solos, viajar sin miedo

2 Mar

Adjunto este link donde varios expertos, incluída una servidora aconsejan sobre el tema de viajar en solitario y por libre…

http://www.ellitoral.com.ar/402324/Viajar-solos-viajar-sin-miedo

Gastronomía y género

5 May

Se habla mucho del Revenue Management en los restaurantes como una técnica para comerciar optimizando variables como las de vender el asiento correcto, al cliente correcto, al precio correcto y con una temporalidad correcta. Empero esta definición, nuestra demanda requiere de tal esfuerzo, rigurosidad y creatividad que estas variables se quedan escasas. Así es, como a las cientos de opciones con qué completar la fórmula cabría la posibilidad de incluir la “categoría de sexo” añadiendo por tanto: “asiento, precio, duración correcta pero también…cliente o clienta correcto/a”. Si hablamos de comidas desde una perspectiva psicofísica, existen estudios (Berbesque, Julia Colette. 2009 “Sex Differences in Food Preferences” Florida State University o el de Journal of School Health. 2009 “Gender differences in food preferences of school-aged children and adolescents”) donde se demuestra que las mujeres son lo que denominaríamos más “súper catadoras” debido entre otras razones, a sus papilas gustativas y a temas hormonales (de hecho, gracias a las hormonas las féminas tienden a detectar los aromas más fácilmente).Roles de género

Si estudiamos desde la antigüedad el comportamiento humano relacionado con la alimentación o la denominada paleo-dieta, nos percatamos como los hombres y las mujeres tienen diferentes estrategias alimenticias en consonancia con el beneficio que pueden aportar a la familia. Si nos remontamos a la infancia, las niñas tienden a preferir los alimentos dulces, las frutas y las verduras, mientras que los chicos tienden a seleccionar la carne, el pescado y las aves. Así advertimos cómo es de importante el distinguir en el mercado los alimentos que tenderán a ser más consumidos por hombres o por mujeres. (Baker, Anna H. 2003 “Sex differences in fruit and vegetable intake in older adults”. Cancer Research UK Health Behaviour Unit, Dep.of Epidemiology).

Respecto al “efecto de la resistencia” al comer: Los hombres tienen más facilidad para controlar el “devorar” sus alimentos favoritos, en cambio las mujeres tienen más difícil poder inhibir sus respuestas relacionadas con la alimentación. (Volkowc ,Nora D. 2009 “Evidence of gender differences in the ability to inhibit brain activation elicited by food stimulation”)

Hoy por hoy, todavía en los mensajes publicitarios suelen estereotipar sugiriendo que las mujeres están más dispuestas a preparar la comida o en el caso de las dietas, con un avasallamiento informativo para conseguir una figura delgada.

Aun y la “nocividad” de estos estereotipos de género, comprobamos que existe la vertiente más fisiológica y neuronal donde sí se podría pensar en la creación de servicios basados en diferenciar cartas gastronómicas, cuya estrategia radicara en distinciones de menús dietéticos según el sexo: estando demostrado fisiológicamente que las mujeres necesitan más voluntad para controlar aspectos de la comida.

A %d blogueros les gusta esto: