Tag Archives: expediciones

"No wife,no life" Dicho popular hindú"

20 Mar

Yendo en autorickshaw por Benarés me chocó la frase garabateada que tenía el conductor en su espejo retrovisor “ No Wife, No life”.

Y es que estando bastante dedicada al estudio de los temas del amor y del sexo internacional, a raíz de mi último libro “Atlas mundial del orgasmo”, me di cuenta por mis propias vivencias que sí es cierto que en los hindúes hay un machismo inherente fruto de la desigualdad marcada por los roles de cada género; que todavía existen unos valores relacionados con el Izzat o el honor familiar patente por el sistema de castas ( abolido de modo oficial pero latente en la cultura del día a día) que sí se pagan las dotes y que muchos jóvenes se casan sin ni tan siquiera conocerse en profundidad basándolo en las cartas astrales. Pero también, existe un amor profundo hacia lo femenino fruto de su herencia religiosa y mística donde las mujeres somos diosas “Lakshmi” una deidad y una reina de la fortuna a la que hay que cuidar. “Si Lakshmi es feliz trae riqueza a tu vida” y no es tanto pensando en los bienes materiales como en el convencimiento que tienen la mayoría de los hombres: cuando una esposa es feliz y está bien cuidada consecuentemente también todos los aspectos vitales como los hijos, el trabajo o el hogar serán positivos. Buena filosofía.
Adjunto una dicha popular que mis amigos indios solían repetirme medio en broma. Una filosofía de vida y de amor quizás nada formulada a la ligera, como pareciera:
One : Have fun!
Two: To have to do
Three, Get free
Four, To have more
Five, Good life
Six, Everything is fixed
Seven, Mind her in heaven
Eight: Long time wait
Nine,Everything is fine
Ten ,… Much pain

Anuncios

Conversaciones multiculturales

10 Ene

Enlazando con artículos anteriores e insistiendo sobre la importancia de dominar la gestión multicultural quiero aportar ciertas reflexiones sobre el tema.

Si el mundo fuera una población de 1000 habitantes: 564 serían asiáticos, 210 europeos, 86 africanos, 80 sudamericanos y 60 norteamericanos (para añadir cierta conciencia social y moral, la mitad de ellos tendrían serios problemas alimenticios y unos 700, estarían en el segmento educacional de “iletrados”).

Actualmente, en un mundo donde las empresas se internacionalizan y se ha perdido el interés de averiguar el origen de la compañía, el dominio de la información cultural y el saber por ejemplo las nacionalidades de las personas que trabajan con nosotros agregarán de forma positiva o negativa valor en los resultados empresariales. Cómo muestra de lo descrito y para empezar a ilustrarnos sobre el tema, el ejemplo concreto del lenguaje: un enunciado puede ser “implícito” donde las palabras contienen otros significados que no son expresados o “explícito” se incluye un diálogo que claramente transmite el sentido exacto consiguiendo una comunicación verbal directa. Para mejorar nuestra comprensión de cara a futuras reuniones globales (según mis investigaciones y la experiencia en negociación internacional) el ranking de nacionalidades con un lenguaje explícito y por tanto, donde no hace falta que nos rompamos la cabeza pensando que “dicen algo con segundas intenciones” integraría en primer lugar a escandinavos, luego, alemanes, americanos, franceses e ingleses. En un punto intermedio: griegos, rusos, coreanos o árabes. En el lado opuesto “exprimiendo” nuestra inteligencia emocional por tener el lenguaje más implícito del mundo se incluyen los indonesios, los chinos y los latinoamericanos. El primer lugar del ranking de los “no evidentes”… ¡los japoneses!

¡Suerte en vuestras conversaciones y negociaciones!

Sobre maletas

20 Nov

Cuando hacemos una maleta, siempre pensamos en la ropa,
los zapatos o los productos de higiene personal, pero hay una
serie de objetos que prácticamente son imprescindibles o que
pueden ser muy útiles, y que no tenemos tan presente. Veamos
algunos ejemplos. Si la puerta de tu habitación en el hotel no
tiene cerrojo, un «tope» puede ser muy útil para evitar que alguien
la abra fácilmente. Por otra parte, en muchos hoteles no
encontrarás el tapón de la bañera, ya que intentan evitar un uso
abusivo del agua. Si lo colocas durante la noche en el desagüe,
puedes evitar que entren cucarachas o malos olores. Asimismo,
conviene llevar siempre una linterna, ya que en la selva o en los
desiertos no hay electricidad. Las bolsas de plástico pueden tener
un gran número de usos: separar ropa sucia, hacer las veces
de un neceser o de funda para los zapatos usados, etc. Por último,
no te olvides de la cinta adhesiva: ¡puede arreglar casi todo
y te sirve incluso para tender la ropa!

¿Nuevas economías, nuevos turistas?

2 Oct

Hace un tiempo salió un estudio  basado en la opinión de unos cuarenta mil hoteleros donde se comentaba que los españoles eran los segundos viajeros menos deseados  por los profesionales del sector y en primer lugar, otra vez la fama de los franceses  volvía a resurgir  como turistas  “non gratos”.

Primeros consejosAsimismo, los británicos y estadounidenses eran quejicas y demasiado exigentes con el alojamiento y el servicio a recibir. ¡No me extraña!  Los que hemos  vivido en Estados Unidos sabemos que es uno de los países junto con algunos asiáticos que domina más y mejor  las técnicas relacionadas con el buen servicio en hostelería, que un camarero te salpimentará tu sopa, quitará el  tapón de la  botella de vino de la mesa o  te  abrirá la puerta sin dejar de sonreír. Ellos han conseguido asumir lo que significa  el beneficio de una buena asistencia  al cliente, luego, esperaran también su recompensa con una propina bien merecida.

Aún así, en mi opinión estas encuestas dejan muchas nacionalidades en el tintero. Me refiero a los turistas de países de la nueva  economía emergente que pronto irrumpirán en masa a los lugares declarados  patrimonio cultural de la humanidad: “revelación”  de monumentos y sitios que todo viajero  tiene en mente  cuando desea  empezar a conocer mundo y que seguro,  modificará las informaciones actuales de estas encuestas sobre quienes merecen ser premiados  como turistas  anhelados.

Existen unas previsiones que pronostican que 120 millones de chinos saldrán de vacaciones en 2020. ¿Qué les deparará a los “mandarines”  con menos preparación de cultura viajera internacional?  ¿Les pasará  como algunos japoneses  en la capital francesa que padecen el síndrome de  París y que nada más llegar  por el  shock cultural y unas expectativas demasiado románticas de la ciudad se encuentran con la cruda realidad de unos camareros  antipáticos y una ciudad  bastante caótica? ¿Qué intensidad de síndrome postvacacional tendrán y cómo les afectará en sus negocios, cuando la mayoría se tomen  un descanso largo en ciudades maravillosas y vuelvan luego a la cruda realidad de trabajar unas 70 horas semanales?   ¡Supongo que en las fábricas se  pondrá más en boga  eso de  colocar carteles en sus entradas diciendo “ ping, ping, an, an, hui, jia “ (  Vuelve a casa en paz ) y  ¡“gao, gao, xing, xing, shang, ban”  (Trabaja contento)!

Nadie tiene una bola de cristal para escudriñar en el futuro pero me atrevería a pronosticar que ni en el caso de China, ni en el de India hay todavía una suficiente ampliación de “clase media” para empezarnos a preocupar  respecto a un colapso cultural, del tipo: “turistas orientales recibiendo un servicio hostelero occidental, clásico y rígido,  poco acostumbrado a estas nacionalidades y a su cultura ” ( Quien haya viajado o trabajado en la India o la China comprenderá seguro a lo que me refiero… -para empezar por ejemplo,  lo difícil que es averiguar  si están diciendo un verdadero  “sí”  a cualquier tema-).

 

Mujeres viajeras a Asia

12 Abr

Me ha parecido curioso el curso que ofrece Casa Asia Barcelona en el mes de junio sobre  las viajeras europeas en el continente  asiático.

El curso pretende aproximar a las viajeras europeas a Asia. Mucho menos conocidas que los hombres viajeros, sus miradas presentan una parte de la realidad de Asia a la que durante mucho tiempo no se ha prestado atención y sin la cual no se tendría una percepción en su globalidad.

Haciendo hincapié en los textos e impresiones de estas mujeres,  el curso muestra  los últimos cuatro siglos del continente, y la sociedad y cultura de países como Irán, Afganistán, Turkmenistán, etc.

Constará de cinco sesiones: 1.Viajar en femenino. ¿Viaja la mujer de forma diferente al hombre? Las formas y los sentidos del viaje. 2.Lady Montagu. Imágenes de Oriente.3.Annemarie Schwarzenbach. Viaje y escritura. 4.Vita Sackville-West. De qué hablamos cuando hablamos de Asia Central. 5.Ella Maillart. La búsqueda de la paz

Más info:

http://www.casaasia.es/actividad/detalle/216414-curso-mujeres-viajeras-a-asia

Lonely planet y su efecto en el turismo

25 Ago

No tienes mucho presupuesto pero quieres ir de vacaciones a un lugar lejano, uno de esos que fruncen los ceños de quienes te rodean y en los que apenas haya turistas. Y que no sea peligroso. Sin tiempo para planificarte, recurres a una librería de viajes. Allí, en un lomo azul con grandes letras blancas, encuentras lo que buscabas: una guía Lonely Planet sobre Sri Lanka.

DarwinSunset

Playas paradisíacas, selva, múltiples religiones y culturas, un pasado enriquecido por las rutas del comercio y un presente frágil: hace sólo cinco años que la guerra entre las fuerzas del gobierno y el grupo separatista conocido como los Tigres Tamiles ha terminado. No sabes qué puedes encontrar, pero el libro azul, la guía más completa, te guiará por un camino experto y seguro. Pagas tus 23 euros.
La que fue el recurso editorial de los primeros mochileros y viajeros independientes, fundada por los australianos Tony y Maureen Wheeler en 1972, se ha convertido en una poderosa Biblia del turismo global: aunque tú no lo sepas, los residentes locales le rinden un verdadero culto. A continuación, algunas consideraciones sobre los efectos colaterales de incluir un volumen Lonely Planet en tu equipaje (al menos si vas a Sri Lanka).

1. El papel aún manda. Viajas en un autobús atestado y los pasajeros suben y bajan sin un orden comprensible para ti. No puedes sacar tu teléfono y averiguar cuál es tu parada. Que las editoriales de guías y libros de viajes estén sufriendo pérdidas igual que el resto de su sector y que las nuevas generaciones utilicen plataformas como Tripadvisor para planificar sus viajes no significa que las guías hayan pasado a otra vida. No hasta que el roaming de datos asuma la filosofía low cost.

2. Yo, Lonely Planet, te bendigo. Uno de los principales poderes de estas guías es su efecto legitimador. Si un turista random tiene dudas sobre la viabilidad o los peligros que un destino puede conllevar, el lomo azul es la confirmación de que SE PUEDE. Para el gobierno de un país que sigue ejerciendo violencia contra quienes perdieron la guerra, los tamiles, la publicación de la guía fue un bautizo, un acontecimiento político y económico de primer orden. La primera edición se publicó en 1996, 13 años después de que comenzara un conflicto que se alargó más de dos décadas. Las reediciones (ya van por la 12) confirman el negocio del turismo global.

3. Siniestra globalización. Cuando llegas a un lugar como Polonnaruwa, los conductores de tuc tuc pelean por llevarte: son taxistas, solo que con mini vehículos de tres ruedas. Lo que no esperas es que algunas de estas motillos vengan customizadas con el logo de Tripadvisor y que uno de los conductores te susurre al oído que te llevará a “un sitio que está en tu libro” (cuando tu libro está en la mochila). Los conductores de tuc tuc conocen tus cartas, tus referentes y expectativas. Siniestro, pero al fin y al cabo cómodo. Acabas en la mejor opción calidad-precio para pasar la noche (que habías subrayado previamente), y ni siquiera has tenido que abrir la guía.

4. Las reglas del juego. La Lonely Planet sirve para regatear. Aunque hayan pasado dos años desde su última edición, los precios que marca la guía van a misa y son los que va a exigir el turista allá donde vaya. Lo curioso es que incluso en hoteles aceptan la rebaja impuesta por Lonely Planet, como esta si fuera un organismo regulador de tarifas nacionales.

5. Gentrificación inversa. El turismo en Sri Lanka está creciendo a un ritmo vertiginoso. Después de que en 2004 el tsunami arrasara buena parte del país, muchos ciudadanos han invertido en la adaptación de sus casas en apartamentos y hostales, y en chiringuitos en la playa. Pero Lonely Planet tiene un efecto gentrificador inverso: muchos establecimientos bien valorados por los reporteros que la elaboraron viven de esa renta aun cuando dejan de merecerlo. Imaginemos lo siguiente: el dueño de un hostal fallece y pasa a regentarlo su madre, que básicamente odia el negocio que su hijo fundó. La señora lleva el hostal de muy mala gana pero está tranquila: cada día llega a su puerta una pareja de blancos convencidos de que han elegido la mejor opción. Y quienes han hecho el esfuerzo por invertir en el sector turístico se ven impotentes ante los talibanes del libro sagrado y azul. La gente desespera, grita e incluso llora delante de turistas que se decantan por la “opción segura”.

6. Infraestructura. En una isla cuyo sistema ferroviario es el que dejaron los ingleses cuando fue colonia y los autobuses tardan 9 horas en recorrer 250 kilómetros, la mayor infraestructura para viajeros es precisamente la Lonely Planet, que indica cómo llegar a lugares donde se supone que no debes llegar. Como Jaffna, la ciudad norteña y de mayoría tamil, la única gran urbe singalesa hasta la que no llega el tren. En la próxima actualización de la guía, prevista para el año que viene, aparecerán nuevas carreteras y caminos en Sri Lanka.

7. El confort construye. Hay otras guías de Sri Lanka, y buenas, pero Lonely Planet es la que asegura que tu viaje sea de marca. Cuando los acomodados Marco Polos del siglo XXI queremos creer que esta guía es tan sólo una colección de datos útiles que complementa nuestra intrépida ruta, nos estamos engañando: los turistas terminamos juntos en los mismos sitios, las experiencias se repiten y la construcción colectiva de un lugar se vuelve global al mismo tiempo que empobrece. Como si un solo medio de comunicación informara de la maravillosa isla del Índico, como si todos sus corresponsales reprodujeran las mismas palabras cuando las posibilidades son inacabables. El confort también construye el conocimiento y puede llegar a simplificar demasiado el mundo. Y a convertirlo en una colección de testarudos souvenirs.

Fuente: http://www.playgroundmag.net/musica/articulos-de-musica/columnas-musicales/no-tan-lonely-planet-como-la-guia-azul-construye-el-turismo-mundial

Amor y Mujeres en la India

10 Mar

Imagen

Yendo en  autorickshaw por Benarés me chocó la frase garabateada que tenía el conductor en su espejo retrovisor “ No Wife, No life”

Y es que estando bastante dedicada al estudio de los temas del amor y del sexo internacional, a raíz de mi último libro “Atlas mundial del orgasmo”,  me di cuenta por mis propias vivencias que sí es cierto que en los hindúes hay un machismo inherente fruto de la desigualdad marcada por los roles de cada género;  que todavía existen unos valores relacionados con el Izzat o el honor familiar  patente por el sistema de castas ( abolido de modo oficial pero latente en la cultura del día a día) que sí se pagan las dotes y que muchos jóvenes se casan sin ni tan siquiera conocerse en profundidad basándolo en las cartas astrales.

Pero también, existe un amor profundo hacia lo femenino fruto de su herencia religiosa y mística donde las mujeres somos diosas “Lakshmi”  una deidad y una reina de la fortuna a la que hay que cuidar. “Si  Lakshmi es feliz trae riqueza a tu vida” y no es tanto pensando en los bienes materiales, sino en el convencimiento que tienen la mayoría de los hombres que cuando una esposa es feliz y está bien cuidada  consecuentemente también todos los  aspectos vitales como el de los hijos, del trabajo o del hogar serán positivos. Buena filosofía.  Adjunto una dicha popular que  mis amigos indios  solían  repetirme  medio en broma.Una filosofía de vida y de amor que quizás no está tan formulada a la ligera como pareciera:

One : Have fun!

Two:  To have to do

Three, Get free

Four, To have more

Five, Good life

Six, Everything is fixed

Seven, Mind her in heaven

Eight: Long time wait

Nine,Everything is fine

Ten ,…. Much pain

A %d blogueros les gusta esto: