Tag Archives: encarnación

La Teoría de la encarnación en el turismo: otra visión, otra oportunidad

5 Feb

Si revisamos qué parte en la investigación sobre el turismo y el género corresponde a nociones de sexo (estrictamente biología) y qué porcentaje integra la acción culturalmente construida según los roles y las relaciones, la contestación es de difícil respuesta puesto que en el turismo existen muchos factores a analizar.
Queda claro que del mismo modo que es evidente la existencia de un turismo sexual o una relación desigual entre salarios medios de mujeres y hombres también es indudable que en el turismo, existen entornos sexuados y relaciones de poder en base al género.
Los estudios de turismo sobre igualdad y perspectiva de género no únicamente hablan de mujeres, sus análisis también son una herramienta perfecta para el desarrollo de la diversidad, el mejoramiento del capital, para hablar y saber de los movimientos migratorios, de la problemática medioambiental, de las culturas ancestrales sirviendo esta exploración tanto a los viajeros como a los mayoristas de servicios. Un turista no es imparcial respecto al género: también él como persona se identifica culturalmente con una idea de lo masculino o de lo femenino influyéndolo/la en su interacción con la población, sea por cuestiones de división del trabajo, por temas de placer o incluso de poder.
Una de las doctrinas que prospera en la investigación sobre el turismo es la Teoría de la Encarnación o como algunas condiciones como el género, la raza y la sexualidad marcan la cultura y crean diferencias en cada individuo, siendo la colectividad dominante quien dispensa según esas características y “cuerpos” el pertenecer o llegar a ser privilegiado y con cierto poder. En conclusión, una combinación entre cómo nos vemos a partir de indicativos corporales y de sucesos y, un sistema de relaciones.
Hablar de “cuerpos sexuados” y categorías de género es conocer las interacciones humanas que nos ayudan a comprender los comportamientos turísticos. En definitiva, averiguar más y mejor sobre las fortalezas, las debilidades, las oportunidades y las amenazas de este sector. Los estudios de turismo y en general todas nuestras actividades deberían completarse con algunos interrogantes culturales que incluyan dimensiones como los de la “encarnación”.
Para teorizar menos en este artículo detallo algunos ejemplos de estudios sobre encarnación: los de Johnston sobre las manifestaciones del Orgullo Gay como espectáculo erótico para el público heterosexual; los de Petri Hottola que estudió la encarnación investigando el acoso sexual y los malos entendidos entre los hindúes y las turistas occidentales; la monografía de Chris Ryan y Amber Martín sobre el turismo de striptease…o la elaboración de datos para saber los motivos masculinos occidentales para interesarse por el romance asiático y el turismo sexual en general.
Es hora ya, de ampliar nuestro conocimiento e interesarnos por las “experiencias encarnadas turísticas” fijándonos en “los cuerpos” y en las rutinas cotidianas y comprendiendo “esas relaciones de poder “ y como éstas influyen en las desigualdades.

Viajar embarazada

23 Dic

Si éste es el caso, lo primero que debes hacer antes de partir es consultar al ginecólogo para evaluar cualquier contraindicación médica. Cuando además se sufra de otras dolencias, la consulta al especialista es aún si cabe más necesaria.

Lee atentamente las cláusulas de tu seguro de viaje y presta atención a la cobertura en caso de embarazo. Las compañías de seguro acostumbran a establecer condicionantes al respecto, y es probable que si viajas durante las seis últimas semanas de gestación, no admitan reclamaciones posteriores.

Cada aerolínea dispone de su propia reglamentación sobre las limitaciones en caso de embarazo. Infórmate en cada compañía antes de comprar el billete. En cualquier caso, normalmente se aconseja no volar a mujeres embarazadas de más de 36 semanas. Si se trata de unas vacaciones y tienes la posibilidad de escoger las fechas, es preferible no hacer coincidir el viaje con los primeros meses de embarazo, cuando los mareos y la indisposición suelen manifestarse de forma más intensa, ni con
los meses próximos al parto. Por tanto, el período más apto
para viajar podría situarse en torno al segundo trimestre de embarazo.

El bienestar de la embarazada es primordial y se debe tener siempre presente. No olvides llevar tu propia almohada si crees que puede ser necesaria; solicita un menú especial o cualquier otra cosa que tu estado requiera, previo aviso al personal de la compañía; viste ropa cómoda y zapatos adecuados que ya hayas usado anteriormente (se dice que, tras caminar unos 10 kilómetros con el mismo calzado, es poco probable que aparezcan las indeseables rozaduras); y escoge un asiento preferentemente cerca del pasillo para facilitar tu movilidad y ¡poder desplazarte con comodidad al aseo

¿Viajero o turista?

15 Dic

“La Tierra es un libro y quienes no viajan en ella, sólo leen una única página” Esta frase escrita ya hace muchos años por San Agustín sigue expresando con claridad el sentimiento del viajero que necesita algo más que unas típicas vacaciones para desconectar y conocer un poco de geografía. El trotamundos de talante independiente que es capaz de incluso llegar a dejar una vida cómoda y segura tiene esa necesidad de leer ¡el libro completo!

La primera lucha interna que surge ante la idea de un proyecto de año sabático es intentar racionalizar la ilusión, ese sentimiento viciado por la opinión pública donde el viajar una larga temporada todavía forma parte, para un gran colectivo, de una irresponsabilidad e inmadurez… ¿A quien no le gustaría estar de vacaciones permanentemente? Curiosamente, y aunque la mayoría responderían que sí, casi nadie tiene la determinación de sacrificar su bienestar adquirido para emprender el “delirio” de la aventura.

Es así, como algunas “almas errantes” nos despojamos de una vida basada en el materialismo y contactamos con nuestras verdaderas ilusiones calmando nuestra sed de viaje no sólo a lugares físicos sino también con nosotros mismos. Superada esta fase de reflexión y ya en armonía con lo que realmente es importante: el luchar por lo que te apetece aun sabiendo que el miedo no desaparece, empieza el proceso de buscar la información para tu propósito.

Y al regreso te das cuenta porqué ha válido la pena un viaje de este tipo. El viajar por libre por diferentes países teniéndote que organizar tus propios itinerarios, gestionándote el dinero y mezclándote con culturas diferentes a la tuya, desarrollan unas capacidades como las de relativizar los problemas, de superar los miedos e incluso de cambiar tu umbral de comodidad que te servirán para el resto de tu vida. ¡Sólo por estas nuevas habilidades aprendidas ya vale la pena!

El último aterrizaje de un viaje es un punto de partida para plantearte cual es el siguiente nuevo camino que vas a emprender. Y al final, cuando la gente me cuestiona mis aventuras porque no las llega a entender, siempre les acabo diciendo el mismo dicho: “Un buque está más seguro en el puerto pero está hecho para navegar”

Diferentes costumbres

7 Nov

Cada país tiene sus propias costumbres, a las que tendrás que adaptarte si quieres hacer más agradable tu aventura. Por ejemplo,en muchas partes del mundo, el principal rol de la mujer todavía está vinculado a las tareas domésticas. En cualquier caso, es importante ser respetuosas con las diferencias culturales y, si crees que no vas a poder soportar algunas actitudes, lo más recomendable es simplemente cambiar de destino. Si eres una viajera de ésas que lo quiere ver todo, la única solución pasa por una buena predisposición a abrir la mente para comprender otras culturas distintas a la tuya, sin olvidar que… ¡lo más importante es que te sientas cómoda allá donde estés!

Evita en todo momento llamar la atención, imitar el modo de vestir de los lugareños o actuar como ellos puede ser una buena prevención. Por ello, si por ejemplo en la India los hombres no acostumbran a dar la mano a las mujeres, familiarízate con la forma en la que colocan las palmas de las manos juntas para saludarte. Cuando te percates en muchas regiones que los hombres se sientan separados de las mujeres a la hora de comer, respeta esa costumbre. En Taiwan, por ejemplo, no regales alimentos cuando te inviten a una casa, porque lo interpretarán como una ofensa y como un desprecio hacia la comida que ellos pueden ofrecerte. Asimismo, el consumo de alcohol está prohibido en algunos países islámicos, y deberías respetarlo.

La forma de entender la realidad y las costumbres que de ella se derivan se plasma también en el valor simbólico que tienen los colores en cada sociedad. En Japón, el blanco significa muerte, por lo que conviene no envolver nada con ese color. Escribir en China números rojos implica desprecio, mientras que en la India es recomendable evitar tanto el blanco como el negro, y optar por ejemplo por el verde o el amarillo.

Desierto, mujeres y tuaregs

30 Oct


¡Bienvenidos al Planeta Marte! Aunque en realidad se trate de un vasto territorio en el Sud de Argelia llamado Tassili Ahaggar , una zona desértica que ocupa las dos terceras partes del país.

Un paisaje de infinita extensión donde los coches todo terreno gastan de igual manera la gasolina que sus ocupantes los litros de agua imprescindibles para sobrevivir días enteros en unos desiertos que llegan a alcanzar en verano temperaturas de 45 grados. Afortunadamente, y tras años de cambios climáticos y contrastes extremos de temperaturas durante el día y la noche y aun y los miles de kilómetros que tiene el Sahara argelino, la naturaleza caprichosa nos regala unas mesetas cuyas rocas labran unos relieves calcáreos asombrosos.

La visión panorámica que el viajero tiene a cada minuto de trayecto rompe con la creencia errónea de que varios días en el desierto puede resultar monótono y repetitivo. Incluso estando en el mismo lugar sin moverse durante un día entero afirmaría que gracias a la luz solar y a sus filtros naturales, a todas horas, la percepción y el lugar parecen distintos.

Todo el territorio se convierte así en una obra maestra de adornos rocosos que además esconden sorpresas en su interior… en la zona de Tassili Youf-feaket entre otras, aparecen grabados prehistóricos muy bien conservados que nos recuerdan que el continente africano fue la cuna de la humanidad.

Si los paisajes nos dejan impactados y nos convencen que solo por ello la zona del sur de Argelia merece una visita, sus gentes no te decepcionarán. La hospitalidad de los tuaregs es tal que incluso apostaría con vosotros a que si alguna vez aparecéis en sus casas, simplemente os abrirán la puerta dándoos la bienvenida (en caso de que tengan la puerta cerrada) y os invitarán como mínimo, a un té. Las mujeres y los hombres en estas casas de adobe permanecerán separados a la hora de comer, los niños situados en el amplio comedor de decoración sencilla con el suelo recubierto de alfombras y envueltos por sofás de tonos rojizos, no pararan de jugar hasta altas horas de la noche con el resto de la familia, ya que los valores comunitarios de “compartir” siguen arraigados como en los viejos tiempos cuando los tuaregs debían hacer grandes trayectos con sus camellos y se necesitaban los unos a los otros para acabar la aventura con éxito.

Visité Argelia como guía acompañante y coordinando unos viajes organizados para mujeres. Un grupo de féminas que apostó conmigo en que podía ser divertido y enriquecedor no solo conocer los paisajes exóticos con gente afín, sino también, sus gentes locales y más especialmente sus mujeres porque … ¿cuántos de vosotros cuando nombro la palabra Tuareg tiene la visión de un hombre con túnica azul teñida de índigo? pero… ¿cuántos que los tuareg son el único grupo étnico donde el velo lo usan solo los hombres y que las mujeres ocupan una posición fuerte en la vida social perteneciendo incluso los niños a la capa social de su madre?

Con este viaje nosotras aprendimos a compartir el arte de la cocina lenta con comidas laboriosas como el Cous-cous, a saber pintarnos las manos de henna con los diseños que ellas nos mostraban, a vestirnos la indumentaria típica y curiosear en qué ocasiones utilizaban cada vestido. En definitiva, aprendimos el verdadero significado del verbo “viajar” que no es sólo un traslado, sino también, una participación de convivencia para hacernos descubrir que siendo tan distintos los unos de los otros, finalmente somos una totalidad y que ¡merece la pena aprender y compartir todo de todos!

Entrevista sobre la vuelta al mundo

30 Oct

http://comradioblocs.com/totsxtots/2010/10/28/la-volta-al-mon-de-sandra-canudas/

Experiencia japonesa de mi último viaje

23 Oct


Está anocheciendo, los farolillos de papeles blancos y rojos suspendidos en el aire de los distintos recintos empiezan a encenderse y como niños juguetones no paran de oscilar de un lado a otro mostrando su ligereza de gravitación ante una brisa que solo estas lamparillas parecen notar.

Aun y los callejones estrechos y las pocas referencias visuales, la luminaria rojiza me indica que estoy en el lugar perfecto donde comer un apetecible Sushi o un Fugu. De mi distracción absoluta monopolizando el sentido de lo visual ante tal pasatiempo de resplandores en movimiento, paso al sentido auditivo: el silencio se rompe con un sonido que claramente distingue un golpeteo de pisadas con resonancia a madera encima de esos adoquines de piedra… cloc cloc cloc cloc , me giro súbitamente y ¡ahí estaba! Una geisha vestida con su atuendo completo de kimono y su cinturón Obi colorido irrumpe súbitamente en el callejón escurriéndose con rapidez y paso firme. Ella entra en una de las casas de té; empecé a imaginar su historieta: seguro que a esas horas estaba preparada para actuar ante un danna o cliente habitual.

Estoy en Pontocho, el distrito nocturno de Kioto y una de las áreas donde a día de hoy y a pesar de quedar menos de mil geishas ¡puedes ser el afortunado de ver una!

A %d blogueros les gusta esto: