Mi filosofía

Me gustaría plasmar una idea: la mujer tiene más del 80% del poder de compra y de la toma de decisión independientemente que el consumo del producto o del servicio sea para ella misma o para los/las demás. La mitad de su convencimiento en la elección de lo que consuma se basará en razones emocionales. En el sector turístico, las vacaciones familiares las organizan las mujeres y elegir el destino y el alojamiento es aproximadamente en el 67% de los casos tarea de ellas, frente al 33% restante que es labor masculina.

¡Los números no engañan!

¿Porqué no incluir reclamos que interesen a ambos? ¿Porqué no aplicar una orientación estratégica hacia la clienta en temas de servicios como las vacaciones o de otra índole?

Nuestro punto de partida es saber que los/las consumidores/as y sus propios deseos nos ayudaran a pautar el servicio. El premio a ese esfuerzo será conseguir más clientes y clientas, gracias en parte a esa mejoría de las expectativas. Ya hace más de cinco años que el periódico The Economist escribía: “Forget China, India and the Internet: Economic Growth Is Driven by Women.” (Olvídense de China, India e internet: el crecimiento económico está conducido por mujeres). ¿Estamos teniendo en cuenta esta oportunidad?

Existen casos ejemplares de prácticas turísticas que muestran impacto de género a la vez que ¡oportunidades de innovación, creatividad de negocio, sostenibilidad y beneficios económicos! Mi enfoque en esta temática aplica todos estos criterios.

Cambiar las relaciones de género es un elemento de potenciación económica para:
GENERAR EMPLEO, NUEVAS OPORTUNIDADES DE NEGOCIO y ¡MEJORAR LA VIDA DE TODA LA POBLACIÓN! Género no significa “sólo mujeres” si planifico la estructura organizativa de un hotel y observo preferencias distintas entre hombres y mujeres, podré perfilar mejor mi oferta. Si sé que mis clientes son exclusivamente hombres puedo eliminar servicios y productos que no les añadan valor y, viceversa…Un ejemplo claro ¡los hombres no hacen caso al espejo de tocador en las habitaciones y valoran poco la existencia de muchos productos amenities!

Sandra Canudas – Consultora de viajes independientes, escritora, periodista. (Entrevista en Diario Los Andes)

Cree que todos los lugares son perfectos si la actitud del viajero así lo desea. Para ella la crisis es oportunidad; la información, el poder de todos los turistas.

Inauguramos esta sección destinada a descubrir personas, personajes y personalidades de turismo con el fin de poner rostro a quienes nos hacen viajar a través de sus actividades, seres que se nutren y nutren al turismo y por ello son parte de este suplemento.

Nuestra entrevistada de hoy, Sandra Canudas, viajera incansable, vive en Barcelona, es consultora de viajes y ha vivido en primera persona la experiencia de una vuelta al mundo. A modo de presentación realizamos un breve paneo por su vida: fue la fundadora de consultoriaviajes.com, web de consultas on-line relacionadas con el mundo de los viajes independientes.
 
Antigua columnista de temática de consejos de viaje en el suplemento Viajar de La Vanguardia y partícipe en la sección de viajes de Catalunya radio o Herri Irratia. Escritora freelance de artículos de turismo en distintas revistas como El Boletín Turístico electrónico o Savia, Cool hunter de viajes y autora de libros como el “Manual de una vuelta al mundo” y
“Manual para viajeras”.

A esta escueta reseña le sigue una entrevista que la pinta su carácter y la identidad de su trabajo.

¿Por qué en la presentación de tu blog en Boletín Turístico das una mirada desde la condición femenina? Imaginamos que no es simplemente (o complejamente) por ser mujer.

Doy una mirada desde una perspectiva femenina porque entre otras ¡lo soy! Pero voy más allá: en el mundo del turismo como en el del resto de negocios relacionados con nuestra forma de vivir hay que creer en la especialización, el saber que a cada individuo le apetece algo distinto porque lo somos.
 
Al menos empezar con la distinción de sexos en nuestros conceptos turísticos es un buen comienzo. Pienso que la forma de viajar de un hombre y de una mujer son desiguales en tema de gustos y preferencias, actitudes y empatías ¿por qué no separarlo si eso en el fondo significa mejorar un servicio?

¿Cómo te definís en el aspecto profesional? ¿Qué le brindás a tus lectores?

Es curioso porque muchas veces cuando me preguntan mi cargo tengo que hacer el ejercicio de simplificar por mi tendencia a la creatividad e innovación de ideas en el mundo del turismo.

Nunca he creído en los cargos profesionales rígidos. Nuestra sociedad y clientes-consumidores evolucionan y nosotros también debemos hacerlo, así que me invento mis profesiones en función de las necesidades del mercado. Así: soy consultora de viajes, especialista en sabáticos y vueltas al mundo, Cool hunter de viajes, escritora y viajera.
 
Ahora estoy en otro proyecto ¡pero no diré nada hasta que no lo lance al mercado! En referencia a lo que brindo a los lectores, eso se lo tendrías que preguntar a ellos. Nunca les he preguntado porque creo que siempre existirán defensores y detractores de mis contenidos y artículos. Yo sigo mi camino aplicando mi intuición y convicciones, aunque debo decir que ¿es quizá la originalidad lo que me diferencia?

Un trío: ¿Qué buscás en los viajes? ¿Cómo planeás los itinerarios? ¿Viajás sola o en compañía?

En mis viajes busco encontrar lugares nuevos y conocer cada vez más y mejor a mí misma y a los demás en entornos que no están viciados por nuestra rutina diaria. Precisamente para conocerte mejor a ti y al resto, suelo viajar sola.

¿Cuál es la mirada que predomina frente a lugares desconocidos? ¿Y cuál en aquellos que visitás nuevamente?

En lugares desconocidos espero mirar con ojos de incredulidad y curiosidad. Eso significará que realmente estoy ante algo nuevo y diferente. En los que me relajo y no miro tanto, sólo me dejo llevar sin forzar la observación.

¿Cuál es el sitio del mundo que recomendás a tus amigas? ¿Por qué?

Imposible de decir un destino. Cada amiga es distinta: algunas atrevidas, otras aventureras, otras inseguras. ¿Cómo decantarse por un único destino ante tal variedad de personalidades?
¿Existe el lugar perfecto, al menos de los que conocés?

Sí ¡todos! Porque en los que no encuentras una buena gastronomía tienes el encanto de sus gentes. Si no, los paisajes; en otros, la temperatura, la música, los olores, una situación… No es lo que te pasa y donde te desplazas sino cómo lo ves y con qué actitud.

Si tuvieras que asignar un lugar -ciudad, poblado, alojamiento- a cada palabra de las que detallamos a continuación, ¿cuáles serían?

Prejuicio. Lo fácil seria decir de occidente a países pobres pero eso no es cierto; hay muchos prejuicios también en estos, por ejemplo en África.

Amor: en todas partes y en ninguna. ¡Depende  de tí!
Amistad: En cualquier comunidad indígena quizá por una necesidad de supervivencia anteponiendo el bien común.
Libertad: Alaska.
Espiritualidad: India.
Machismo: uf, es una “epidemia” demasiado extendida para concretar un único lugar.
Materialismo: EEUU.

¿Cuáles son los aromas que marcaron tus viajes?

Me quedo con la fragancia a leña quemada de los poblados del Río Sepik, en Papúa Nueva Guinea que, para ahuyentar a los mosquitos, viven siempre entre hogueras humeantes. Con el aroma a especias de la India; con la emanación de gas por la combustión de la propia naturaleza en las cataratas del Iguazú; una noche de luna llena, con el olor a salinidad y mar en cualquier isla griega…

¿Cuáles son los sabores que no olvidarás?

Normalmente me gustan los sabores de las cosas que no sé reconocer más que por su sabor por la novedad. Me encanta poner a prueba mis aversiones culturales y animarme a comer saltamontes, hormigas o gusanitos.

¿Qué recomendás a los que están planeando un viaje? A las parejas, a mujeres solas, a grupos de amigos.

Mi fórmula es: a más información recogida más probabilidad de éxito tendrás en tus andanzas.

La información es poder, incluso viajando. Aunque también es importante relativizar, sobre todo en temas de seguridad. Si hubiera hecho caso de todas las advertencias no me hubiera atrevido a salir de casa.

¿Cuál es tu visión respecto del turismo en tiempos de crisis? ¿Cómo debería comportarse el turista y cómo los prestadores turísticos?

Crisis significa oportunidades. Que lo digan todos los que están en el negocio “low cost” si la notan, o por ejemplo los que han creado portales de intercambio de casas vacacionales internacionales de particular a particular, o mi asesoría de años sabáticos y vueltas al mundo: hay muchos que ahora que no tienen trabajo aprovechan para dar una vuelta al mundo… TA

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: