Marketing Relacional en los Restaurantes:Perspectiva de mujer

23 Sep

¿Qué es lo que generalmente exigirá una mujer para que la prestación ofrecida la satisfaga? ¿Qué marketing relacional aplicaríamos para contentar al público femenino?

Para responder este asunto la primera cuestión residirá en saber antes que nada y por parte del propietario/a, el nivel de exigencia general que le gustaría transmitir a sus  clientes/as asumiendo  entre otros aspectos el de la relación calidad-precio o la logística: el  número de personal empleado, si la filosofía es atender rápido y crear varios turnos o si se prefiere menos afluencia, los tiempos de la cocina y la capacidad de respuesta de los/las  cocineros/as, el tipo de comida (pre elaborada, congelada o fresca), la extensión del menú  etc.

Por lo general, la mujer es implacable  con todos los aspectos y eso significa no solo esforzarse respecto a la comida sino también en referencia al servicio, a la decoración, la música, los olores, los ruidos, los tiempos de espera, la comodidad,… son tan detallistas como para fijarse incluso ¡en la vestimenta del camarero/a y en la forma de peinarse! Esta minuciosidad tiene sus recompensas: las estadísticas no engañan, por lo general, si una mujer queda satisfecha con el servicio la probabilidad de que un hombre también lo esté es alta,  ya que suelen ser menos “minuciosos”.

Las mujeres miran más la economía y la relación calidad-precio, así que si fuéramos “ingenieros de menú”  intentando conseguir  la lealtad de las visitantes  creando la necesidad de consumo de nuestros platos,  con una mujer no hay que olvidar promocionar  y comunicar a través del precio. ¿Cómo? Visibilidad y facilidad para encontrar la información del importe, mediante la creación de  menús especiales, aportando descuentos en según qué días, creando privilegios según la hora de llegada, regalando un cúmulo de cupones  que premien la fidelidad, negociando colaboraciones  según el sistema de pago…

Por lo general, las mujeres tienen más tendencia a salir en grupo: irse de excursión o a cenar juntas fijando un día ni que sea una vez al mes. Esta práctica social en algunos países  como en Argentina o Estados Unidos la tienen tan asumida que  los negocios aprovechan para hacer descuentos dirigidos “sólo a mujeres”  para atraer su atención (aunque la diferencia de precio basada en el “sexo”  es una ilegalidad en países como Estados Unidos o Gran Bretaña).

Sin tener que aplicar una política tan discriminante, existen otros ejemplos de estrategias: cómo la elección de menús ligeros o de poca cantidad, el bajo precio o, la creación de noches temáticas de tipo poesía, moda, tarot o los típicos “ladies night” en los pubs donde se ofrecen algunas bebidas gratis, que bien seguro atraerán a un público femenino sin necesidad de ser tan excluyentes e injustos buscando a la clienta.

Anuncios

2 comentarios to “Marketing Relacional en los Restaurantes:Perspectiva de mujer”

  1. marketing turistico agosto 14, 2012 a 5:13 pm #

    considero que dentro del marketing turístico es un tema interesante… y que puede generar polémicas. Parece un poco sexista, creo…

    • Sandra Canudas agosto 16, 2012 a 9:55 am #

      Hola,
      Algunos les parecerá sexista a otros especialización…. Si lo miras friamente al final ¿el marketing en sí mismo no es sexista? Yo simplemente investigo sobre la biología, cultura y sociedad en general plasmando la realidad existente, otro tema es ¡como utilizarla para mejorar! Gracias por tu comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: