Género y alojamiento. Caso de discriminación

15 Ene

Rechazar una pareja del mismo sexo en una habitación doble se considera  discriminatorio.

Los jueces no están de acuerdo de si se trataba de un caso de discriminación directa o indirecta bajo el tema de la igualdad. Se trata del caso “Bull and Bull y Preddy” que fue sentenciado en la sala de la Corte Suprema. Lo sucedido se consideró discriminación y la queja presentada por una pareja de homosexuales que se les  impidió su alojamiento por compartir una habitación doble en un hotel les dio la razón. Aunque este no es un caso de discriminación en temas de empleo, la ley de discriminación que se aplica es la misma.

El caso implicó tres cuestiones jurídicas:

1. Si la política del hotel era la discriminación directa en virtud del Reglamento de la ley de igualdad.

2. Si esta política equivale a una discriminación indirecta, que no podía justificarse.

3. Y finalmente, en qué medida la legislación debería ser interpretada para tener en cuenta el derecho humano de los dueños del hotel a practicar su religión y creencias. Puesto que los dueños del hotel son  cristianos y, según sus creencias, tenían una política de permitir sólo matrimonios heterosexuales para compartir una habitación doble en su hotel.

A la pareja homosexual se les informó de las creencias y de que no podían permanecer en una habitación doble.  Tras la  reclamación contra el hotel por discriminación de orientación sexual directa se les fueron otorgados £1.800 por razón de daños y perjuicios por lesión a los sentimientos.

El Tribunal de Apelación confirmó por unanimidad esta decisión, razonando que las restricciones impuestas por el hotel constituían una  discriminación directa ya que el requisito de que una pareja debe estar casada estaba necesariamente ligada a la orientación heterosexual ya que las parejas homosexuales no podían casarse.

Por tanto  la discriminación no puede justificarse si además  tenemos en cuenta la legislación sobre los  derechos humanos.

Lo más interesante de este caso es la división dentro de la corte sobre si la política del hotel equivale a una discriminación directa o indirecta. Aparentemente, parecería ser indirecto como Preddy y Hall no fueron discriminados porque eran gays, sino porque no eran unos heterosexuales casados pero como se explica a un juez, es importante concentrarse en el criterio empleado por el hotel.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: