Ablación, el mayor dolor para las niñas by Patricia Matey (El Mundo)

22 Mar

Cada año, 3 millones de niñas, entre 4 y 14 años, son sometidas a la ablación o mutilación genital femenina por parte de sus familias en 28 países del África Subsahariana y Oriente Medio, aunque existen otros, como Eritrea y Malí, donde la mitad de las intervenciones se realizan a recién nacidas, convirtiéndose en una de las principales causas de mortalidad por delante incluso del cáncer. La ablación sexual es la mutilación de parte de los genitales externos femeninos para evitar sentir placer sexual, con la finalidad de que pueda llegar virgen al matrimonio, puesto que si no es de ese modo, la mujer puede ser rechazada, también se realiza para evitar la promiscuidad de la mujer. Es un ritual de iniciación en origen realizado a las niñas de algunos países de África, y la costumbre es de procedencia incierta, localizada en la zona centro-africana. Esta práctica se ha extendido gradualmente por el Norte de África y recientemente a Europa por la emigración de la población africana. Es destacable que la aplicación de la ablación es más común hoy en día de lo que lo era en periodos anteriores. Hoy se practica como rito de iniciación en las jóvenes de algunas comunidades musulmanas, e incluso de algunas comunidades cristianas africanas, sin embargo, aunque el Corán señala la obligatoriedad de la circuncisión masculina, nada dice sobre este tipo de mutilación. Hay algunos cultos africanos que permiten esta costumbre expresa en mujeres. La pérdida casi total de sensibilidad es la principal consecuencia para las afectadas, con el añadido trauma psicológico. Hay mujeres que mueren desangradas o por infección en las semanas posteriores a la intervención, el dolor es terrible porque la operación se realiza sin anestesia, a cargo de curanderas o mujeres mayores, con herramientas como cuchillos de cocina oxidados, cristales, o cuchillas viejas de afeitar y nunca en centros sanitarios. A la ablación se le conoce con distintos nombres: > Circuncisión femenina, que puede acarrear confusión con la circuncisión masculina porque aunque también es una mutilación del pene no se realiza buscando los mismos fines. Circuncisión femenina, con infibulación y escisión, son expresiones que se corresponden con el procedimiento empleado para efectuar la mutilación. > Mutilación genital femenina (MGF), que resulta una expresión más radical porque pretende provocar rechazo cuando se trata el tema de forma coloquial. Existen varios tipos de ablación: > Amputación del prepucio del clítoris (circuncisión), pudiendo extirparse en parte o en su totalidad el clítoris (clitoridectomía). > Una forma más agresiva sería la escisión o mutilación del prepucio total o parcial, del clítoris y los labios menores, conservando los labios mayores. > La infibulación es la forma más agresiva y consiste en la extirpación del clítoris y labios mayores y menores. Después del acto, hay un cosido de ambos lados de la vulva hasta que queda prácticamente cerrada, dejando únicamente una abertura para la sangre menstrual y la orina. La infibulación también es llamada circuncisión faraónica. En Senegal, a pesar de haber sido recientemente condenada por el presidente Abdou Diouf y su ministra de la Mujer, Aminata Mbengue Ndiaye, esta práctica sigue afectando al 20% de la población femenina, es decir a un millón de mujeres con edades comprendidas entre un mes y 16 años. Y eso que las cifras de este país están por debajo de otros, como Sudán (98%), Somalia (98%) o Etiopía (85%). Unicef estima que más de 120 millones de mujeres de 28 países han sido mutiladas genitalmente. Operaciones que van desde la ablación parcial o total del clítoris hasta la escisión de los labios y el cierre del orificio externo de la vagina para impedir la penetración. Consecuencias de la ablación Cada año dos millones de niñas de entre cuatro y 12 años son víctimas de mutilaciones genitales. La justificación que argumentan los practicantes de este rito va desde motivos de higiene hasta considerarse como una fórmula para evitar la promiscuidad. La realidad: cerca de un 45% de estas mujeres no obtiene placer durante sus relaciones sexuales, buena parte de ellas tienen coitos dolorosos y muchas pueden sufrir, posteriormente, graves complicaciones durante el parto. Este tipo de mutilación tiene consecuencias físicas serias desde el primer momento en que se lleva a cabo. Dado que la mayoría de las veces se realiza en las peores condiciones médicas y sin anestesia, las víctimas sufren mucho dolor e incluso pérdida del conocimiento. Además, suelen producirse graves hemorragias e infecciones. Muchas jóvenes mueren durante o poco tiempo después de la intervención. Las consecuencias a largo plazo de esta mutilación van desde problemas menstruales, quistes e infecciones crónicas de la pelvis hasta la infertilidad. Los expertos creen que entre un 15% y un 20% de las mujeres mutiladas no puede tener hijos. Psicológicamente, la ablación provoca estados de ansiedad, depresión y ataques de pánico. Pero la castración femenina ha dejado de ser un rito practicado únicamente en los países subdesarrollados. Informes publicados en revistas médicas de prestigio han revelado que en Europa y Estados Unidos se está produciendo un incremento de este tipo de mutilación parejo al aumento del número de inmigrantes del África subsahariana. Europa El aumento de la inmigración ha traído ésta práctica a Europa. La mutilación genital femenina, en cualquiera de sus modalidades, se encuentra penada por la ley en los principales países del continente con algunas excepciones como Italia o Irlanda. No obstante, aunque existen en algunos países europeos normativas legales de control sobre el permiso de salida para las niñas en situación de riesgo por este tipo de costumbres, hay denuncias de que medio millón de mujeres y niñas han sufrido la MGF en Europa en los últimos tiempos, incluso en centros sanitarios bajo cuerda. Los últimos años han llevado a muchos países donde el fenómeno de la inmigración ha aumentado considerablemente como Australia, Canadá, Estados Unidos y varios países de la Unión Europea (España, Holanda o Reino Unido) a avanzar legalmente para prohibir esta práctica tanto dentro como fuera de estos países, ya que, muchas niñas africanas que viven en Europa son mutiladas durante las vacaciones de invierno cuando vuelven a su país de origen especialmente para la ceremonia. Por ello, los gobiernos europeos decidieron intervenir desde que se realizó el Primer Encuentro de Tolerancia Cero en el Día Mundial contra la Mutilación Genital Femenina, el 6 de Febrero de 2004. Unos años antes, en 1997, el Parlamento Europeo aprobó una resolución contra esta práctica, tras la sentencia del Tribunal Administrativo de El Cairo, por la que anulaba la orden del Ministerio de Sanidad Egipcio de julio de 1996, donde se prohibía la ablación en los hospitales públicos, y la pronunciación del Consejo de Estado de Egipto admitiendo como ilícita la mutilación genital femenina. En España, el Instituto de la Mujer diseñó un proyecto para conocer el número de casos de mutilación en el país. El 9 de julio de 2005 se publicó en el BOE la ley que permite a los tribunales españoles perseguir, por el delito de mutilación, a los ciudadanos residentes en España y que se encuentren en el extranjero. Ley Orgánica 3/2005, de 8 de julio. La ablación es una violación de los Derechos Humanos y una grave conculcación del art. 15 de la Constitución (derecho a la integridad física y moral). En España la MGF en niñas y jóvenes es un acto tipificado como delito, bien como delito de lesiones (art. 147 a 156 de Código Penal) bien como delito contra la libertad sexual (Titulo VIII del Libro II de Código Penal) . Existe una obligación legal sobre el personal, tanto sanitario (facultativo y no facultativo) como funcionario público, que es que quien tenga conocimiento de estos hechos, debe hacerlo saber inmediatamente al Ministerio Fiscal, Juez de Instrucción o funcionario de policía.

Fuentes: Patricia Matey, elmundo.es/magazine/num119/textos/ es.wikipedia.org/wiki/Ablacion_(sexual) spain.amref.org/index.asp?PageID=86

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: