¿Viajero o turista?

15 Dic

“La Tierra es un libro y quienes no viajan en ella, sólo leen una única página” Esta frase escrita ya hace muchos años por San Agustín sigue expresando con claridad el sentimiento del viajero que necesita algo más que unas típicas vacaciones para desconectar y conocer un poco de geografía. El trotamundos de talante independiente que es capaz de incluso llegar a dejar una vida cómoda y segura tiene esa necesidad de leer ¡el libro completo!

La primera lucha interna que surge ante la idea de un proyecto de año sabático es intentar racionalizar la ilusión, ese sentimiento viciado por la opinión pública donde el viajar una larga temporada todavía forma parte, para un gran colectivo, de una irresponsabilidad e inmadurez… ¿A quien no le gustaría estar de vacaciones permanentemente? Curiosamente, y aunque la mayoría responderían que sí, casi nadie tiene la determinación de sacrificar su bienestar adquirido para emprender el “delirio” de la aventura.

Es así, como algunas “almas errantes” nos despojamos de una vida basada en el materialismo y contactamos con nuestras verdaderas ilusiones calmando nuestra sed de viaje no sólo a lugares físicos sino también con nosotros mismos. Superada esta fase de reflexión y ya en armonía con lo que realmente es importante: el luchar por lo que te apetece aun sabiendo que el miedo no desaparece, empieza el proceso de buscar la información para tu propósito.

Y al regreso te das cuenta porqué ha válido la pena un viaje de este tipo. El viajar por libre por diferentes países teniéndote que organizar tus propios itinerarios, gestionándote el dinero y mezclándote con culturas diferentes a la tuya, desarrollan unas capacidades como las de relativizar los problemas, de superar los miedos e incluso de cambiar tu umbral de comodidad que te servirán para el resto de tu vida. ¡Sólo por estas nuevas habilidades aprendidas ya vale la pena!

El último aterrizaje de un viaje es un punto de partida para plantearte cual es el siguiente nuevo camino que vas a emprender. Y al final, cuando la gente me cuestiona mis aventuras porque no las llega a entender, siempre les acabo diciendo el mismo dicho: “Un buque está más seguro en el puerto pero está hecho para navegar”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: