Buenos Aires

23 Oct


La capital de la República Argentina con más tres millones de habitantes tiene el don de evocarte a otras ciudades del mundo

La capital de la República argentina con más tres millones de habitantes tiene el don de evocarte a otras ciudades del mundo. Parece que con las oleadas de su pasada emigración, entre otras nacionalidades de italianos, españoles-la mayoría gallegos- franceses e incluso ucranianos, la ciudad haya trasladado los estilos del viejo continente convirtiéndola en una mezcolanza de recuerdos. Es así, como los paseos por los diferentes barrios despiertan irremediablemente en el visitante la necesidad de comparación atestiguando la similitud de ciertas zonas a otros lugares del globo.
Tenemos por ejemplo, la zona de La Boca, un barrio marinero de emigrantes. Un área del puerto, tanguero por excelencia, que con sus casas construidas de chapa y madera coloreadas con pinturas sobrantes traídas de los astilleros, se convierte en una atracción de visita obligada. Este arrabal aun desprendiendo propia personalidad, bien podría semejarse a alguna zona de Brasil.

Sin embargo, si al visitante le interesa más la modernidad podríamos adentrarnos en Puerto Madero, ubicado a orillas del río de la Plata. El barrio tiene una amplia oferta de atracciones comerciales y gastronómicas. Es una alternativa al viejo puerto recordando en algunos puntos a otras ciudades como bien pudiera ser la zona marítima de Barcelona. Este barrio nuevo tiene una fusión perfecta entre su historia portuaria de diques y edificios antiguos remodelados y lo último relacionado con el sector de la hostelería y ocio. Puerto Madero es el distrito perfecto para el turista recién llegado que le apetezca salir de noche, teniendo en cuenta eso sí, que los argentinos acostumbran a cenar muy tarde.

Para visitar bien Buenos Aires necesitaremos como mínimo de una semana. Durante este tiempo, deberíamos transitar entre otros por el barrio del norte incluyendo la zona de Palermo viejo y Palermo chico, por San Telmo intentando curiosear el lugar en domingo que es cuando el mercado de anticuarios abre para los transeúntes. La cercanía de las avenidas Rivadavia y Corrientes como parada obligada para tomar la foto de la típica imagen de postal de la capital: el obelisco, símbolo de la ciudad o su plaza de mayo, quizás ocupada, dependiendo del día de la semana por las “madres de la plaza de mayo”.

Por si aún el pasear por sus calles nos supiera a poco, la ciudad no únicamente brilla por su arquitectura: los porteños y su fisonomía cultural crean una idiosincrasia que cualquier turista receptivo con ánimo de mezclarse apreciará. Les encanta compartir buenas conversaciones y una típica bebida: el mate. La conversación bien seguro será convincente y tocará cualquier tema variopinto, aunque sus preferencias sean el fútbol y su megalópolis. Algo exagerados en sus expresiones corporales, en su ligera insolencia, en su forma de vestir impecable y en su acento del “ye” y coletilla del “ché”, amenizarán la estadía del turista que valorará aun de mejor manera el que la capital de Argentina sea indiscutiblemente una de las mejores de Sudamérica para disfrutar del ocio. Y no nos olvidemos del tango, este sonido desgarrador y triste recordándonos las penurias de los inmigrantes, agudiza los sentidos al forastero.

Buenos Aires es una ciudad preparada. En ella se puede comprar, aprovechar su oferta cultural, su comida y sus gentes, es un lugar cosmopolita y amigable, es un viaje para permitirte soñar despierto y realizar todo lo que desees con buena calidad y un precio asequible y es que al final, después de haber vivido y aprovechado la ciudad, bien podría parecer cierto el dicho popular argentino que dice: “¡Dios está en todas partes pero atiende en Buenos Aires!”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: